El PDeCAT abre la puerta a permitir la tramitación de los Presupuestos de Sánchez

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí. /Efe
El presidente del PDeCAT, David Bonvehí. / Efe

Esquerra da un nuevo portazo a la posibilidad de investir a Puigdemont

CRISTIAN REINO

El PDecAT ha anunciado este lunes que su negativa a apoyar los Presupuestos Generales del Estado es «definitiva». «El voto será no», ha expresado el presidente del partido, David Bonvehí, tras la primera ejecutiva del año de la formación nacionalista. Bonvehí, en cualquier caso, ha abierto la puerta a que el partido soberanista, que tiene ocho diputados en Madrid, permita la tramitación de las Cuentas de Sánchez.

«El no es definitivo, por dignidad y por coherencia y porque el Gobierno central no ha hecho ninguna propuesta para Cataluña», ha señalado. «Cuando Sánchez decida llevar los Presupuestos al Congreso, las fuerzas independentistas decidiremos sobre su tramitación», ha añadido. «No daremos en ningún caso ninguna victoria al PP y Cs», ha apuntado. Fuentes del partido dan por hecho que el PDeCAT acabará facilitando la tramitación, a pesar de que hay voces internas que se oponen, como la número 2 de la formación, Miriam Nogueras. «Damos margen al diálogo entre gobiernos», según la dirección del PDeCAT. «Pero si no hay propuesta política por parte de Sánchez lo normal es que presentemos una enmienda a la totalidad», ha señalado.

El PDeCAT sigue sin soltar prenda sobre cómo piensa acometer el encaje en la Crida, la formación que ultiman Puigdemont, Torra y Sànchez. De momento, la dirección postconvergente viajará el próximo 14 de enero a Waterloo para reunirse con el expresidente de la Generalitat. Sobre la mesa dos asuntos urgentes: la integración en la Crida y la candidatura nacionalista a la alcaldía de Barcelona.

El PDeCAT sigue confiando en Neus Munté como cabeza de lista, pero JxCat propone a Joaquim Forn y a Elsa Artadi. Por su parte, el PDeCAT ha anunciado esta mañana que en breve trasladará su sede corporativa. Los nacionalistas llevan dos años en un edificio que pertenece a la antigua CDC, que ha tenido que venderlo para hacer frente a la multa de 6,6 millones impuesta por su condena en el caso Palau.

Esquerra, mientras, también abre la mano en relación a los presupuestos. Según ha expresado el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, «la predisposición a hablar con el Gobierno central es buena». Eso sí, en TV-3 ha añadido que eso no implica dar un cheque en blanco. Aragonès ha vinculado el eventual apoyo de ERC a las Cuentas españolas a la propuesta que Sánchez pueda hacer a Cataluña.

ERC ha vuelto a dar un portazo a una eventual investidura de Carles Puigdemont, una posibilidad que JxCat puso la semana pasada sobre la mesa. Los republicanos tienen previsto celebrar su próxima ejecutiva en Ginebra para permitir la asistencia de Marta Rovira.