Altamira propone tres jornadas de inmersión en la Arqueología de Europa

Altamira propone tres jornadas de inmersión en la Arqueología de Europa
DM

El Museo organiza varias actividades en torno al omóplato grabado, el aerógrafo de Altamira y el rodete de la cueva del Linar

DM .
DM .Santander

El Museo de Altamira se sumará los próximos 14, 15 y 16 de junio a la décima edición de las Jornadas de Arqueología de Europa, en las que museos, sitios arqueológicos, centros de investigación, archivos o universidades ofrecerán al público actividades que subrayan la importancia de esta ciencia.

Estas jornadas están organizadas por el Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (Inrap) francés, y en 2018 consiguió reunir a más de 200.000 visitantes en de 660 emplazamientos, informa Altamira en un comunicado de prensa.

Este año se desarrolla bajo el título 'Arqueología después de la Arqueología' y para ello el Museo ha diseñado un programa en el que el público podrá conocer datos de la investigación actual sobre tres objetos arqueológicos del Museo, el omóplato grabado y el aerógrafo de Altamira, así como el rodete de la cueva del Linar.

Así, se pondrá el foco de atención en aquellos aspectos relacionados con la investigación reciente que ha permitido arrojar nuevos datos con los que dirigir una mirada diferente hacia las comunidades de cazadores-recolectores en el inicio de la historia.

La primera de las jornadas, el 14 de junio, se realizará una visita guiada a la exposición permanente a cargo de las investigadoras-arqueólogas del Museo, que se desarrollará bajo el título 'Comunidad cultural en el inicio de nuestra historia: el omóplato grabado de la cueva de Altamira'.

Según se explica, la visita se centrará en una de las piezas más significativas dentro del arte mueble paleolítico, el omóplato grabado de Altamira hallado durante la última intervención arqueológica en el exterior de la cueva en 2009.

Su estudio ha permitido hablar de movilidad, identidad o de cierta comunidad cultural compartida por unos grupos humanos que realizaron representaciones, casi estandarizadas, en un ámbito espacial concreto en la región cantábrica.

La jornada del 15 de junio estará destinada a familias con niños con una visita teatralizada por la Compañía Ñteatro, en la que se presentará a «El Gran Mus: el increíble hombre que tenía la extraña habilidad de hablar con los objetos...y, además, escucharlos».

La pieza protagonista para esta actividad serán los rodetes y, en concreto, el fragmento hallado en la cueva del Linar.

El 16 de junio estará destinado a un público adulto, y por ello el Museo de Altamira desarrollará un nuevo taller de arqueología experimental denominado «Nuevas manos sopladas en la cueva de Altamira: nueva vida para el aerógrafo de Altamira».

La actividad será guiada por el arqueólogo Mariano Luis Serna de la empresa Didark y el pintor José Luis Mazario, quienes experimentarán con la creación de imágenes mediante el soplado de pigmento mineral con aerógrafos.