La Cordillera Cantábrica sigue esperando la nieve

Cañones trabajando en la estación de Alto Campoo/Alto Campoo
Cañones trabajando en la estación de Alto Campoo / Alto Campoo

Con todas las estaciones aún cerradas, en el norte del país mantienen la esperanza de poder disfrutar del final de las navidades

JUANJO GONZALOMADRID

Dicen que los comienzos nunca fueron fáciles. Una frase que esta temporada parece haberse marcado a fuego para las estaciones de esquí. Altas temperaturas y escasas precipitaciones en un mes de diciembre que siempre suele dejar bellas estampas de nevadas en múltiples puntos del país. Son pocos los centros invernales que disfrutan, o van a poder hacerlo, de unas fiestas navideñas en las que se rodeen de aficionados al esquí o a la práctica del snowboard.

Más acuciantes, si cabe, resultan las condiciones en dos de los puntos de España en los que más se sufre cada año. Ni el Sistema Central ni la Cordillera Cantábrica han podido, por el momento, estrenarse. En el norte de España, donde estos últimos cursos han disfrutado de la Navidad con buenas condiciones, tendrán que esperar. Centros como el de Alto Campoo activaron sus cañones hace días, esperando ponerse en marcha lo más pronto posible.

Ni Fuentes, ni Leitariegos…

Un mal que se achaca a la falta de nieve ante la que actualmente nos encontramos en toda la zona. La situación pintaba muy diferente cuando, a finales del mes de noviembre, las precipitaciones pintaban de blanco prácticamente todos los rincones de los centros norteños. No obstante, la apertura para las jornadas del puente no fue posible debido a los escasos espesores que por entonces se acumulaban en las pistas.

Estación de San Isidro, a finales de noviembre
Estación de San Isidro, a finales de noviembre / San Isidro

Ahora, cuando el año está a punto de tocar a su fin, son muy pocos los que mantienen las esperanzas de poder disfrutar de alguna fecha navideña sobre la nieve de la Cordillera Cantábrica. Toca esperar el regreso de las fuertes nevadas y un considerable descenso de unas temperaturas que ahora mismo se vislumbra lejano. Se siguen restando jornadas para poder inaugurar, por fin, un nuevo curso repleto de oro blanco.

 

Fotos

Vídeos