Un centenar de personas limpian el río Besaya a su paso por Molledo

Un centenar de personas limpian el río Besaya a su paso por Molledo
N. Cavia

«Un magnífico trabajo que no descartamos repetir», dijo la pedánea de Santa Cruz de Iguña

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

Un centenar de personas han trabajado este fin de semana en la limpieza del río Besaya a su paso por Molledo, convocados por la asociación Red Cambera con el apoyo del Ayuntamiento y la Junta Vecinal de Santa Cruz de Iguña. La alcaldesa pedánea, Verónica Mantecón, ejerció de anfitriona en una jornada en la que se pudo comprobar, dijo, los daños del último temporal tanto como la «poca concienciación» con el Medio Ambiente de algunas personas. Los voluntarios más pequeños fueron los más implicados, limpiando y preguntando cómo habían llegado al río lavadoras, cocinas o muebles, «algo que para ellos es impensable».

También les explicaron los efectos del temporal de enero en el arrastre de envases de todo tipo, plásticos o cristales, tanto como árboles arrancados de cuajo e incluso grandes piedras que pueblan las orillas de los ríos desde entonces. Para los más pequeños se organizaron en el entorno de la plaza del Riuco actividades, colocando hinchables incluso por parte del Ampa del colegio de La Serna de Iguña, y un aperitivo para los mayores. Mare habilitó un contenedor para ir depositando los sacos que los voluntarios fueron llenando a lo largo de toda la tarde para dejar «en perfecto estado» la ribera del Besaya a la altura de Santa Cruz de Iguña, «un magnífico trabajo que no descartamos ir haciendo a lo largo de la cuenca». Mantecón agradeció a todos los voluntarios su labor «desinteresada».