Los técnicos estudian la instalación de una pasarela prosicional en Los Corrales

Mazón estuvo este miércoles de nuevo en Los Corrales/
Mazón estuvo este miércoles de nuevo en Los Corrales

José María Mazón estuvo en el puente del Matadero analizando opciones para modificar el plan constructivo del nuevo viaducto

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, recorrió durante la mañana de este miércoles el entorno de las obras de construcción de un nuevo puente sobre el río Besaya en Los Corrales de Buelna, junto al barrio de Penías. Lo hizo para estudiar con los técnicos de la consejería y de las empresas adjudicatarias del proyecto una solución que evite el aislamiento de los habitantes de ese barrio, que tienen en el puente que se pretende demoler y sustituir por uno nuevo la vía de conexión directa con el centro del pueblo. El consejero no quiso adelantar posibles soluciones pero sí apuntó que «se han iniciado contactos con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico al más alto nivel».

Lo cierto es que ya se maneja con fuerza la posibilidad, cada vez más real, de instalar una pasarela provisional que permita a los vecinos del barrio cruzar el río andando mientras duran las obras de construcción de la nueva estructura, obras que se alargarán hasta el próximo invierno. Dos cuestiones marcarán esa decisión. La primera el permiso de la Confederación Hidrográfica, que habría que agilizar porque de lo contrario suele tardar meses. La segunda, encontrar el lugar idóneo para la instalación de esa pasarela. En cualquier caso las márgenes del río aguas arriba y abajo cuentan con caminos paralelos que facilitarían esa tarea.

El alcalde de San Felices de Buelna, José Antonio González Linares, lo solicitó expresamente en la reunión mantenida esta semana con los vecinos, con el beneplácito también de la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González. Incluso el consejero reconoció en esa reunión que se habían mantenido contactos con el Ejército para saber su disponibilidad. Pero esa opción se ha descartado, así que se trabaja en la colocación de una pasarela que se ceñiría al paso de peatones o vehículos de dos ruedas como mucho.

Entre tanto los vecinos, algo más tranquilos, siguen expectantes ante lo que será la solución definitiva. Siguen optando por mantener abierto el puente actual mientras se ejecutan las obras pero, ante el hecho de que parece difícil que eso pueda ser posible si se quiere acabar las obras durante este verano, se conforman, al menos, con una pasarela que les permita trasladarse a pie hasta el casco urbano de Los Corrales de Buelna.

José María Mazón ya adelantó parte de estas circunstancias ante un centenar de vecinos del barrio de Penías el pasado lunes. En esa reunión se comprometió a estudiar de manera urgente la posibilidad de modificar las obras de construcción del nuevo puente, en cualquier caso antes de la demolición del actual viaducto, derribo que puso en pie de guerra a los habitantes de ese barrio la semana pasada.

De cualquier forma, Mazón también avanzó que se pondrá a disposición de los vecinos una línea de transporte público gratuito que, en caso de cortar el tráfico directo con el casco urbano, garantice el traslado de los habitantes de ese barrio al centro del pueblo, ya sea para hacer la compra, para ir a trabajar o al médico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos