Camargo gana dos espacios culturales

Unas madres pasean a sus hijos frente al edificio de las oficinas de Cros, en Maliaño./Roberto Ruiz
Unas madres pasean a sus hijos frente al edificio de las oficinas de Cros, en Maliaño. / Roberto Ruiz

El Gobierno de Cantabria financiará el 70% de las viejas oficinas de Cros y de las antiguas escuelas de Igollo para transformarlas en centros de ocio

MARÍA CAUSO

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Camargo aprobó la semana pasada el proyecto de rehabilitación de las antiguas oficinas de Cros y el acondicionamiento de las antiguas escuelas de Igollo para destinarlos a usos socioculturales. Ambos proyectos responden a unas «demandas históricas» en el municipio y, finalmente, podrán hacerse realidad gracias a la financiación del 70% por parte de la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria. Los pagos que efectuará el Ejecutivo regional y que impulsan estos proyectos se abonarán en dos anualidades -una en 2019 y otra 2020- con un tope de 600.000 euros.

Por un lado, el proyecto de las oficinas de Cros tiene un presupuesto de 700.000 euros y seis meses de plazo de ejecución para desarrollar un gran espacio de uso cultural que cuente con una biblioteca, varias salas de estudios y sala de conferencias, entre otros.

La intervención en el inmueble consistirá básicamente en el acondicionamiento interior de refuerzos estructurales en las zonas donde su uso lo requiere. Sobre la fachada, únicamente se limitará a la limpieza para su posterior tratamiento a base de pintura mural de un color mate.

Ambos proyectos saldrán a licitación por 700.000 y 347.000 euros, respectivamente

Mientras, la propuesta de rehabilitación de las antiguas escuelas de Igollo cuenta con un presupuesto de 347.000 euros y una ejecución de siete meses que convertirá al edificio en una sede cultural y un punto de encuentro para distintas asociaciones del Valle.

En estos momentos, el edificio de Igollo, que data de 1950, se encuentra en un estado bastante precario en cuanto a acabados, instalaciones y conservación en general. Por tanto, las reformas a ejecutar afectaran tanto a la envolvente del municipio como a su distribución interior e instalaciones, afectando mínimamente a la estructura portante del edificio.

Finalmente, el programa que se ha contemplado se compone de dos grandes salas multiusos que se sitúan en la zona central del edificio y que tienen su acceso por la zona norte del inmueble a través de una zona de nueva construcción acristalada en su totalidad. Entre otros espacios, se ha proyectado dos pequeños locales para asociaciones del municipio, una zona de vending junto al vestíbulo de entrada y un cuarto de instalaciones.

Ventajas

Así lo explicó el titular de Obras Públicas, José María Mazón, en una rueda de prensa acompañado por la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado. «Estas dos obras son de gran envergadura para el municipio porque van a permitir recuperar patrimonio, darle un nuevo uso y generar empleo», aseguró el consejero. En la misma línea, Bolado destacó que finalmente se responde a «dos demandas históricas de los vecinos del municipio». Además, la regidora quiso enfatizar que la colaboración del Ejecutivo regional va a permitir que el Ayuntamiento no tenga que asumir en solitario la totalidad de los costes de los trabajos «con la consiguiente ventaja de que así vamos a poder contar con más dinero liberado para otros proyectos».

«Estas dos obras van a permitir recuperar patrimonio, darle un nuevo uso y generar empleo»

Igualmente, Bolado recordó que el traslado de la Biblioteca a las antiguas oficinas de Cros, uno de los puntos incluidos en el pacto de legislatura, cuyo uso ya se planteó en 2010, va a permitir también la remodelación de La Vidriera.

Sobre las escuelas de Igollo, señaló que «es una larga petición de los vecinos y de la Junta Vecinal de esa localidad que por fin va a poder ver la luz», y que se trata de una dotación que se va a sumar a la construcción del Centro de Usos Múltiples de La Canaliza en 2010 «para mejorar así los espacios con los que cuentan los vecinos y las asociaciones de esta localidad».

Por su parte, el Consistorio camargués ya ha remitido al Boletín Oficial de Cantabria el visto bueno de sendos proyectos, por lo que la licitación se publicará la próxima semana.

«Darse prisa»

Mazón quiso recordar que las dos obras tienen que estar adjudicadas como máximo el 30 de septiembre si quieren cumplir con los requisitos de la convocatoria de ayudas del Gobierno regional. «Hay que darse prisa, pero confío en que nos de tiempo a terminarlos en esta legislatura», expuso el consejero.

Por otra parte, el primer teniente de alcalde, Héctor Lavín, -también presente en la rueda de prensa- se mostró especialmente crítico la actuación de los populares en lo que respecta a la aprobación del presupuesto. Y es que, según Lavín, las continuas trabas del PP han hecho que las obras se hayan tenido que presentar ahora cuando podía haberse hecho «en enero o febrero».

En un primer momento, el equipo de Gobierno camargués quiso incluir el asfaltado del polígono de Cros en esta convocatoria de ayudas regionales pero, finalmente, no va a ser así. Bolado anunció que había surgido «otra alternativa que podría ser de gran calado para Camargo». Y es que la regidora explicó que un grupo inversor ha adquirido una gran trozo de parcela pendiente de desarrollo que va a suponer «una importantísima inversión para el municipio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos