Camargo se mueve en bicicleta

El carril bici de Parayas es el más largo del municipio. /
El carril bici de Parayas es el más largo del municipio.

El Gobierno regional licitará en 2019 un tramo de 450 metros de carril bici entre Raos y la Casa de la Naturaleza de Alday para conectar Camargo y Santander

María Causo
MARÍA CAUSOCamargo

La Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria ha anunciado que espera licitar en 2019 las obras del carril bici que unirá Santander y Camargo. Este tramo tendrá un recorrido de 450 metros desde la pasarela de Raos hasta la Casa de la Naturaleza de las Marismas de Alday, ubicada en el aparcamiento del centro comercial Valle Real, y discurrirá en paralelo a la autovía.

El presupuesto estimado de este proyecto ronda los 300.000 euros y está pendiente de la expropiación de una finca privada, según relató el lunes la vicepresidenta regional y consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos, durante la inauguración del carril bici que discurre desde el centro cultural La Vidriera, en Maliaño, hasta la ría de Boo.

Precisamente, este tramo de 1.750 metros ha supuesto una inversión de 432.575 euros, financiada al 50% con fondos Feder. En este sentido, Tezanos destacó «el impulso que el Gobierno regional ha dado desde 2015 a la movilidad sostenible y la construcción de carriles bici», que se ha traducido en una inversión de 1.272.000 euros en la Red de Vías Ciclistas de la Bahía de Santander.

A día de hoy, Camargo tiene más de 15 kilómetros de carril bici con los tramos de Raos, Alday y Cros

Durante la visita, la vicepresidenta estuvo acompañada por la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, que resaltó la apuesta del municipio por la movilidad sostenible y el buen resultado de la colaboración entre administraciones. Además, la regidora quiso destacar que este futuro tramo de carril bici es «muy favorable» para los vecinos porque «por fin se les ha escuchado». «Ellos han sido los que llevan pidiendo muchos años más kilómetros de carril bici y un casco urbano conectado con Santander».

Finalmente, la inauguración de este tramo de carril bici da prácticamente por finalizada la Red de Vías Ciclistas de la Bahía de Santander (BICI.BAS), a falta del mencionado recorrido entre Raos y la Casa de la Naturaleza de Alday. Además, deja a Camargo con más de 15 kilómetros de vía ciclistas. Entre las distintas sendas, están los 10 kilómetros de carril correspondientes al circuito de Punta Parayas, el más largo del Valle. Se trata de ruta de gran valor paisajístico, ya que discurre por el Puerto Deportivo Marina del Cantábrico, la Charca de Raos, la Marisma de Parayas, y el Cementerio de San Juan, dentro del cual se localiza el Yacimiento Romano-Medieval. Además, está el circuito del Polígono de Raos de 1,4 kilómetros y los 2,3 kilómetros de vía ciclista que unen las Marismas de Alday y el Parque de Cros.

Desarrollo

Por el momento, el tramo ría de Boo-Maliaño ha creado un trazado que enlaza toda la avenida de Cantabria de Maliaño, con otros tres viales: el que llega al parque de Cros, bordeando el centro comercial Valle Real; el que conecta con la pasarela de la ría de Boo; y el que se extiende hasta el carril bici de El Astillero.

Concretamente, la zona que pasa por la Avenida de Cantabria y llega hasta el centro cultural La Vidriera se ha convertido en una calle en la que el ciclista comparte espacio con el coche, regulándose esta convivencia con el pavimento existente a base de adoquín y un límite de velocidad 30 kilómetros por hora. A su vez, La Vidriera ha ganado un espacio público gracias a la creación de una pequeña plaza junto a la entrada.

En el resto de la Avenida Cantabria hasta la acera que da acceso a Ferroatlántica también se ha realizado una senda compartida entre el peatón y el ciclista, con prioridad para el peatón y un ancho de tres metros. Igualmente, en esta zona se ha ganado espacio hacia los terrenos del ferrocarril y cuenta con zonas ajardinadas al lado de la carretera además de con un alumbrado renovado.

El tramo final hasta el enlace con la pasarela de la ría de Boo se ha dotado con marcas viales y señalización vertical y se ha dotado de una anchura de cuatro metros.

Aparcamiento

Igualmente, Bolado ha señalado que el Ayuntamiento «ha adquirido un nuevo espacio para derribar las naves de detrás de La Vidriera y convertirlo en aparcamiento público». «El fondo inversor que va a remodelar el polígono de Cros derruirá estas naves para duplicar el aparcamiento de La Vidriera. Todos los trámites ya están firmados y esperamos que las obras comiencen en un mes y medio», concluyó.

Esta iniciativa busca resolver el problema de la falta de plazas de estacionamiento en el casco urbano. Así, se ganaría un nuevo espacio público y se compensaría un terreno en el que solo se puede edificar un aparcamiento o destinarlo a zonas verdes. Finalmente, la alcaldesa ha señalado que, «en cuanto se complete el traslado de la Biblioteca a Cros, comenzará la obra para remodelar integralmente el interior del edificio de La Vidriera».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos