Se desprende un trozo de la fachada de la ermita de Revilla durante la misa del Carmen sin causar heridos

Los bomberos, asegurando la estructura de la ermita./
Los bomberos, asegurando la estructura de la ermita.

Una piedra de gran tamaño se ha desplomado sobre el tejado, causando un agujero y la caída de trozos de tejas sobre los fieles, sin que hayan sufrido «ni un rasguño»

DANIEL MARTÍNEZ SantanderMARÍA CAUSO Camargo

«Ha sido un milagro de la Virgen que no le haya pasado nada grave a nadie», celebraba Maria Nieves Ruiz, una de las muchas personas que se encontraba en el interior de la ermita de Revilla de Camargo cuando esta mañana se ha desprendido un trozo de la fachada del edificio durante la celebración de una de las misas por el Carmen. Se trata de un elemento decorativo de piedra de gran tamaño que ha caído sobre el tejado de la entrada y ha provocado un agujero. Aunque en ese momento muchas personas se encontraban en la zona, no se han producido heridos.

Según ha explicado el concejal de Protección Civil del Ayuntamiento de Camargo, Ángel Gutiérrez, en la pieza que se ha desprendido se habían atado unas guirnaldas y este ha podido ser el motivo. Al parecer, estas guirnaldas han cogido peso al absorber el agua de la lluvia que ha estado cayendo durante toda la mañana con gran intensidad. La piedra no ha podido aguantar y se ha precipitado.

Sane

Ver más

«Ha sido sobre las doce de la mañana. Yo acababa de llegar, estaba encendiendo una vela y se oyó el estruendo. Un golpe seco que después hizo retumbar todo el suelo», señalaba otra testigo, Sonia de la Horra. A consecuencia del golpe, además del boquete en el tejado, también se han roto varias tejas. Algunos pedazos han caído sobre los romeros sin consecuencias. Hasta el puesto de los servicios sanitarios que se encontraban dando cobertura al evento se acercaron algunos de ellos, pero «más por el susto que por otra cosa, porque no tenían ni un rasguño».

Los bomberos de Camargo, la Policía Local y la Guardia Civil se han encargado de asegurar la zona y precintar el paso. Así, tanto las personas que estaban en ese momento en el interior como las que pretendían acceder han tenido que utilizar una puerta lateral. Además, se ha procedido a retirar todos los cascotes y el resto de guirnaldas para evitar que se produzca un accidente similar.

En la misa esta estaba presente el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, quien ha lamentado el «susto» porque ha dicho que cuando han caído «esos dos mamotretos de piedra», él estaba «debajo», y ha agradecido a la Virgen del Carmen que no se haya producido «una desgracia».

 

Fotos

Vídeos