Las obras en la principal calle de Muriedas, la avenida Bilbao, comenzarán el próximo martes

La avenida de Bilbao es la calle más transitada de Muriedas./DM .
La avenida de Bilbao es la calle más transitada de Muriedas. / DM .

Durante las tres semanas que duren los trabajos, cambiarán las paradas del autobús que cubre la línea entre Astillero y Santander y todos los conductores tendrán que desviarse por las calles Concha Espina y Menéndez Pelayo

Susana Echevarría
SUSANA ECHEVARRÍASantander

El Ayuntamiento de Camargo comenzará el próximo martes, día 23 de abril, las obras de reparación y mejora de la pavimentación de la Avenida de Bilbao, en el tramo comprendido entre las rotondas de Draka y de Las Palmas, que supondrán una inversión de 118.138 euros. Estos trabajos de mejora del pavimento provocarán que el tráfico por esta vía, principal de Muriedas, se vea afectado tanto para los automovilistas particulares como para el transporte público.

Se trata de reparar el asfaltado de un vial empleado a diario entre 6.000 y 9.000 vehículos y que es una actuación que se incluye en las mejoras de pavimentación que se van a ejecutar en diferentes puntos del municipio. Las obras han sido adjudicadas a la empresa Senor (Servicios y Obras del Norte), tendrán una duración aproximada de tres semanas y se llevarán a cabo en dos fases para permitir que siempre haya un carril abierto al tráfico y que los trabajos afecten en la menor medida posible a la circulación de vehículos por el centro urbano.

Así, durante el tiempo que duren las obras, la circulación de los vehículos en sentido Astillero-Santander será desviada por las calles Concha Espina y Menéndez Pelayo.

Además, provisionalmente quedarán deshabilitadas las paradas de autobús de ese margen de la Avenida de Bilbao, que se unificarán en una parada temporal en Menéndez Pelayo, junto a la oficina de La Caixa, donde pararán tanto las líneas regulares como las escolares.

En cuanto a la circulación de los vehículos que se desplacen en sentido Santander-Astillero, en la primera fase se realizará por su carril habitual, mientras que posteriormente se desviará al otro carril ya reparado para dejar libre el vial de circulación habitual en el que se procederá a acometer la segunda fase de las obras.

En este caso, las paradas de autobús se recolocarán en las inmediaciones para causar menos molestias a los viajeros.

Además, durante el desarrollo de estos trabajos se procederá a la supresión provisional de alguna plaza de aparcamiento en determinados puntos para permitir el desvío del tráfico.