Obras Públicas financiará el 70% de las obras de las antiguas oficinas de Cros y las escuelas de Igollo

Las antiguas oficinas de Cros, en Maliaño./Roberto Ruiz
Las antiguas oficinas de Cros, en Maliaño. / Roberto Ruiz

La Junta de Gobierno ha aprobado esta semana los proyectos, que saldrán a licitación por 700.000 y 347.000 euros, respectivamente

DMSantander

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Camargo ha aprobado esta semana el proyecto de acondicionamiento de las antiguas oficinas de Cros, con un presupuesto de 700.000 euros y seis meses de plazo de ejecución; y el de rehabilitación de las antiguas escuelas de Igollo, por 347.000 euros y siete meses, en ambos casos para usos culturales. La Consejería de Obras Públicas financiará el 70% en dos anualidades a reembolsar en 2019 y 2020, con un tope de 600.000 euros.

El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, y la alcaldesa, la socialista Esther Bolado, han presentado este viernes en rueda de prensa los dos proyectos, que el Ayuntamiento ya ha remitido al Boletín Oficial de Cantabria (BOC), por lo que la licitación se publicará en los próximos días.

Mazón ha recordado que los proyectos tienen que estar adjudicados el 30 de septiembre para cumplir los requisitos de la convocatoria de ayudas del Gobierno regional, por lo que «hay que darse prisa», y ha confiado en que «nos de tiempo a acabarlo en esta legislatura».

La alcaldesa ha confirmado que dado el plazo de ejecución de los proyectos, su conclusión coincidirá con el final de la legislatura. «No porque este equipo de Gobierno lo haya querido así, sino por las circunstancias», ha precisado tras responsabilizar al PP de la «demora». En la misma línea, el teniente de alcalde y portavoz del PRC, Héctor Lavín, ha señalado que el PP «ha utilizado todos los recursos a su alcance para demorar la aprobación del presupuesto».

Mazón ha destacado que son proyectos «de envergadura, de los que nos gustan» -ha dicho-, que permiten recuperar patrimonio, darle un nuevo uso y generar empleo. Bolado ha dicho que son «demandas históricas» y grandes «anhelos de los vecinos» que van a ver la luz como resultado de «muchos meses de trabajo».

El acondicionamiento interior de las antiguas oficinas de Cros da continuidad a la rehabilitación del edificio que se acometió en la legislatura 2007-2011 con fondos del Plan E del Gobierno central para «salvarlo de la ruina».

Este proyecto permitirá trasladar la biblioteca municipal a este inmueble de casi 800 metros cuadrados, donde ocupará una de sus plantas, si bien no incluye su equipamiento, que irá aparte. A su vez, el traslado de la biblioteca permitirá «descongestionar» La Vidriera, lo que «abrirá la puerta» a la remodelación de este centro cultural.

Bolado y Lavín han recalcado que todos los grupos municipales están de acuerdo en el traslado de la biblioteca a Cros y han destacado que el enclave es «perfecto», con fácil acceso, un amplio aparcamiento y muy cerca del casco urbano. La alcaldesa ha explicado que han trabajado sobre el proyecto que el PP hiz en la anterior legislatura, que no llegó a licitarse.

Escuelas de Igollo

Sobre las antiguas escuelas de Igollo, ha destacado que es también una «larga petición» de los vecinos y de la Junta Vecinal que «por fin va a ver la luz», y ha recordado que también con el Plan E del Gobierno de Rodríguez Zapatero, en la legislatura de Angel Duque se construyó el centro cultural La Canaliza, en esta misma localidad.

El proyecto contempla la rehabilitación integral del edificio, tanto el exterior como su distribución interior e instalaciones.

La alcaldesa ha mostrado su agradecimiento a Mazón por la colaboración de la Consejería de Obras Públicas, que en este caso va a permitir al Ayuntamiento «liberar dinero para otros proyectos».

Y ha explicado que el tercer proyecto que el equipo de Gobierno quería incluir en esta convocatoria, para el asfaltado del polígono de Cros, va a quedar en «stand by» dado que «ha surgido otra alternativa que va a ser de gran calado para Camargo», tras la adquisición por parte de un grupo inversor de una gran parcela pendiente de desarrollo, lo que va a suponer «una inversión importantístima».

 

Fotos

Vídeos