Reinosa ultima las obras para evitar las inundaciones en la zona de Los Puentucos

Decoración. Las obras han incluido una mejora del aspecto de Los Puentucos. :: b. c./Blanca Carbonell
Decoración. Las obras han incluido una mejora del aspecto de Los Puentucos. :: b. c. / Blanca Carbonell

La actuación ha sido completada con una intervención artística que es continuación de las ya ejecutadas en las rotondas de la calle Duque y Merino

Blanca Carbonell
BLANCA CARBONELLReinosa

Ya están a punto de finalizar los trabajos para paliar los problemas de inundaciones que se dan con frecuencia en la zona de Los Puentucos de Reinosa. La obra está siendo ejecutada por la empresa Copsesa, por un presupuesto de 111.203 euros y se plantea como la solución definida para afrontar las inundaciones gracias a la construcción de un aliviadero con una bomba que actúe en periodos de fuertes lluvias.

En Los Puentucos se producen inundaciones cada vez que llueve con intensidad en la ciudad, lo cual causa cortes de tráfico, debido a que al colector general existente en la zona van a parar las aguas de colectores secundarios que se han ido añadiendo a la red, con lo que, cuando llueve en exceso el sistema se sobrecarga provocando que el agua salga al exterior.

Otra de las causas de estas frecuentes salidas de agua es el deficiente diseño del tanque de tormentas de La Barcenilla y el aliviadero de dicho tanque, sistemas ambos que forman parte de la red de saneamiento. El tanque de tormentas es un depósito dedicado a capturar y retener el agua de lluvia, sobre todo cuando hay precipitaciones muy intensas, para disminuir la posibilidad de inundaciones.

La solución ejecutada consiste en desviar ese agua a una gran arqueta o depósito con un pozo de bombeo que está situado en la margen izquierda del río Híjar. Dicho pozo se llenará en época de fuertes lluvias. Allí se instalará una bomba que sea capaz de evacuar 200 litros por segundo al río mediante una tubería de fundición de 250 milímetros de diámetro nominal. El diseño del pozo permitirá además alojar otra bomba de las mismas características. También se contempla la posibilidad de que el agua, en el supuesto de que no funcionen las bombas, sea vertida al Híjar por gravedad.

Se trata de una obra promovida por el Ayuntamiento de la ciudad, que está ejecutando en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente, de tal forma que el Consistorio abona el 40% de la obra, mientras que el Gobierno regional se hace cargo del 60% restante.

La actuación ha sido completada con una intervención artística continuación de las ya ejecutadas en las rotondas de la Calle Duque y Merino. La ha realizado Almudena Báscones a base de cerámica, un material que transmite mucha luz para una zona muy transitada.