Valderredible abrirá en abril el Centro de interpretación del Castellano

Revilla y el alcalde de Valderredible visitan el que será el cventro de Interpretación del Origen del Castellano en San Andrés de Valdeomar./DM .
Revilla y el alcalde de Valderredible visitan el que será el cventro de Interpretación del Origen del Castellano en San Andrés de Valdeomar. / DM .

El presidente Revilla ha visitado el edificio que se está rehabilitando en San Andrés de Valdeomar

DM .
DM .Santander

En agosto de 2008, Miguel Ángel Revilla fue ponente en un curso de la UIMP y su objetivo era hablar de uno de sus proyectos estrella, la Fundación Comillas. Durante su intervención reveló que el español nació en el municipio cántabro de Valderredible, donde vivió San Millán de la Cogolla. Su afirmación estaba basada en un estudio abordado por la Universidad de Tennessee (Estados Unidos) y dirigido por el profesor Gregory Kaplan, que posteriormente fue publicado. Y esa teoría del investigador Kaplan, que no fue bien recibida por el mundo científico, ha llevado al Gobierno de Cantabria y al Ayuntamiento de Valderredible a proyectar en la localidad de San Andrés de Valdeomar, en Valderredible, un Centro de Interpretación del Origen del Castellano. Para albergar ese centro se rehabilitará un edificio casi derruido en San Andrés, que estará listo, en un principio, en abril, según ha anunciado el alcalde, Fernando Fernández.

Este jueves, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien ha visitado este centro y ha inaugurado la mejora de la carretera CA-759, entre Ruijas y La Serna, ha vuelto a explicar que la Universidad de Tennessee (Estados Unidos) concluyó ese estudio que demuestra que el idioma español nació en Valderredible y no en San Millán de la Cogolla (La Rioja) y por eso el objetivo de este ayuntamiento cántabro es que el edificio sirva de promoción y dinamización de Valderredible, «donde se empezaron a oír las primeras palabras y balbuceos del español».

El presidente cántabro ha apuntado que tanto estas obras, como otras que ha desarrollado el Gobierno en las carreteras del municipio, sirven para combatir la despoblación rural, el «gran desastre» que afecta a los pueblos españoles desde los setenta.

«Vivir en Valderredible, sobre todo cuando se acaben todas las obras, será en un privilegio», ha subrayado Revilla, quien cree que este municipio ha experimentado «una transformación importante».

También ha estado acompañado en esta visita por el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, quien ha destacado que, pese a disponer de «poco dinero», el Gobierno regional «ha invertido bien», y especialmente en Valderredible, gracias a su alcalde que es «muy pertinaz» en sus peticiones.

El Ejecutivo regional ha invertido más de 3 millones de euros en el municipio de Valderredible en proyectos de mejora de trece carreteras de la zona y en la rehabilitación de dicho edificio destinado a albergar el Centro de Interpretación del Castellano.

En el caso del edificio de San Andrés de Valdelomar, Obras Públicas ha invertido más de 180.000 euros en la remodelación integral de la edificación municipal, que data de 1855, actuando en el sistema estructural del edificio, en las fachadas, cubierta y forjado.

Además, se instalarán ventanas de aluminio y se procederá a la rehabilitación integral de sus 220 metros cuadrados, con un sistema de protección contra incendios, electricidad, iluminación, abastecimiento, telecomunicaciones y calefacción.

En el caso de la carretera de La Serna, el Gobierno autonómico ha mejorado la capa de rodadura y la señalización de la vía, una actuación que también se ha realizado en otra docena de vías que discurren por Valderredible.

Obras en carreteras

Las obras en las carreteras autonómicas han consistido en la mejora del pavimento de las vías, que sirven de acceso a localidades y barrios del municipio, así como otras mejoras en su drenaje que, en total, han supuesto una inversión de más de 2,7 millones de euros con actuaciones en 45 kilómetros de vía en dos fases distintas.

El primer proyecto recoge las mejoras en las carreteras de acceso a Arcera (CA-743), Navamuel (CA-754), Bustillo (CA-746), Loma Somera (CA-747), Villamoñico (CA-751), Cubillo (CA-746), con una inversión de 1,5 millones de euros.

También se han ejecutado los trabajos en los accesos a Villota (CA-758), La Serna (CA-759), La Población de Arriba (CA-760), Repudio (CA-761), Allén del Hoyo (CA-762), Ruanales (CA-763) y Espinosa de Bricia (CA-764), con un desembolso de 1,2 millones.

Otro de los proyectos que se han ejecutado es la construcción de una acera e instalación de iluminación adyacente en la carretera CA-274, en la localidad de Ruerrero.

Además, el Gobierno cántabro también colabora con 55.000 euros en la remodelación de la Casa del Pastor, en la localidad de Bárcena de Ebro, cuyas obras han supuesto, entre otras cosas, una mejora en la envolvente térmica del edificio gracias a al aislamiento de la cubierta, la construcción de una solera de hormigón y la instalación de carpinterías de aluminio con doble acristalamiento.