«No hay malos oradores, sino falta de práctica»

«No hay malos oradores, sino falta de práctica»
DM

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

Estudió la diplomatura de Asistente de Dirección por la Universidad de Navarra (1997-1999). En junio de 2016 obtuvo el certificado de profesionalidad en Marketing y Comunicación y un año después el certificado de profesionalidad de Docencia para el empleo. Mónica Bóbeda cuenta con 16 años de experiencia laboral en el sector del Marketing y Ventas dentro de la empresa multinacional, es presidenta, vicepresidenta de Educación y directora de Área del club de oratoria Toastmasters Internacional y ahora imparte en la biblioteca municipal Miguel Artigas el curso 'técnicas para hablar en público: hablemos de Europa'.

-¿Qué espera conseguir de sus alumnos?

-Que descubran lo grandes comunicadores que pueden llegar a ser, que disfruten hablando en público y que pongan voz a todas las experiencias, ideas e inquietudes que tienen sobre Europa de una forma ordenada y elocuente. Todos tenemos mucho que contar pero en algunas ocasiones no sabemos transmitir nuestros mensajes de una manera sencilla. El objetivo de estas siete sesiones es que el alumno viva una experiencia de aprendizaje a través de la cual sea capaz de construir discursos eficaces.

-¿Por qué es importante hacer un buen discurso en público?

-Hoy en día estamos viviendo una cuarta revolución industrial, se calcula que para el 2020, millones de puestos de trabajo van a ser sustituidos por robots, esto quiere decir que tenemos que desarrollar nuestras habilidades humanas y entre ellas la de la comunicación. Hacer un buen discurso en público nos va ayudar a encontrar un puesto de trabajo, ser más convincentes a la hora de cerrar una venta, defender nuestro punto de vista en una reunión o saber comunicar un modelo de negocio. No olvidemos que todo lo que conduce y arrastra el mundo no son solo las ideas sino la forma de comunicarlas.

-¿A quién va dirigido?

-En concreto a jóvenes y adultos que quieran mejorar sus técnicas de comunicación o su calidad de vida. Actualmente hay muchos estudiantes en secundaria, en la Universidad o emprendiendo que tienen que exponer sus trabajos o ideas en clase pero ¿Alguien les enseña a cómo hacerlo de una forma ordenada y efectiva? Cuando aprendemos a comunicar nuestros mensajes y logramos llamar a la acción a nuestro público nuestra autoconfianza aumenta y eso hace que tengamos una mejor calidad de vida.

-¿Cualquier puede hacer un buen discurso?

-Sí, yo siempre suelo decir que no hay malos oradores sino falta de práctica. El secreto para hablar bien en público es ensayar todas las veces que podamos nuestro discurso y aprender a crecer con las opiniones de quienes nos escuchan.

-¿Cuáles son las claves?

-La creatividad, la improvisación, la opinión del público y la gamificación. Estas son las cuatro claves que utilizo en mis sesiones formativas para que cualquier alumno pueda desarrollar las habilidades de comunicación.

-¿Hay muchos ejecutivos en Cantabria que no saben hablar en público?

-Durante los 16 años que he trabajado en empresas multinacionales he conocido a grandes profesionales expertos en su materia que cuando tienen que hacer una presentación se basan solamente en la lógica. Para conectar con el público tenemos que emocionar a las personas basándonos en evidencias que justifiquen nuestro mensaje. Encontrar el equilibrio entre la lógica y la emoción es algo que todavía tenemos que trabajar mucho y sobre todo en España, un país donde la oratoria no es una asignatura obligatoria en el colegio o Universidad.

-¿Y políticos?

-En el caso de los políticos, es diferente. Los políticos tienen más oportunidades para exponerse delante del público y esto hace que trabajen más habilidades de comunicación, por este motivo, los ciudadanos les exigimos que sean más auténticos y más sinceros.

-¿Sabría decirme qué personaje público de Cantabria es un buen comunicador?

-Tenemos grandes comunicadores en Cantabria pero si tuviese que elegir uno, elegiría a Jose Ramón Sanchez, dibujante e ilustrador Cántabro. Fue un personaje que me impactó en mi niñez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos