El alcalde y los sindicatos de Cabezón se enfrentan por los salarios de Corporaciones Locales

Víctor Manuel Reinoso, alcalde de Cabezón de la Sal. /Javier Rosendo
Víctor Manuel Reinoso, alcalde de Cabezón de la Sal. / Javier Rosendo

CC OO acusa al regidor de pagar los sueldos con retraso y éste asegura que se trata de una «bomba envenenada» que han decidido lanzarle

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

CC OO en Cantabria volvió a denunciar ayer al alcalde del Ayuntamiento de Cabezón de la Sal, Víctor Manuel Reinoso (PRC) por «retrasar el pago de los salarios a los trabajadores de Corporaciones Locales», a los que asegura el sindicato, «se les debe un total de 120.000 euros». Se trata de un problema que viene arrastrando el Ayuntamiento de Cabezón de la Sal desde hace años, ya que a las personas que eran contratadas a través de este programa no se les pagaba según el convenio colectivo, y por tanto como al resto de empleados municipales, a pesar de que desarrollaban la misma labor. La situación se ha mantenido en el tiempo a lo largo de varias legislaturas, hasta que hace unos meses los afectados decidieron reclamar lo que les correspondía. La bomba, explica el actual alcalde, «me ha explotado a mí». Una bomba que asegura está «envenenada de forma interesada», pues desde este sindicato llevan varios meses denunciando la situación, a pesar de que desde el equipo de gobierno, formado además por PSOE e IU, están llegando a acuerdos con los trabajadores para que cobren «en el menor tiempo posible», dijo ayer el alcalde.

Sin embargo, la responsable de Administración Local de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC OO, Ángela Sobrino, calificaba ayer en una nota de prensa la actitud del alcalde de «miserable» y consideraba que actúa de «mala fe con sus propios vecinos, desoye sus reclamaciones previas y les obliga a demandar al Ayuntamiento en el Juzgado». Aunque reconoce que se está llegando a acuerdos con los denunciantes y que hasta ahora no se ha tenido que celebrar ningún juicio, Sobrino explica que «el retraso en el pago de sus salarios se demora durante meses y meses».

Acusaciones éstas que fueron negadas ayer por el alcalde, quien aseguró que el pasado 7 de enero «se ha llegado a un acuerdo con unos diez afectados, que cobrarán en menos de un mes». «Nuestros abogados están negociando con los abogados de CC OO, por lo que deberían transmitirle la información a los afectados», insistió ayer Reinoso. El alcalde se preguntó visiblemente indignado «¿por qué esta situación, que se ha mantenido igual durante tanto tiempo, explota justo ahora?». Sea como sea, el regidor desmintió las cifras de CC OO y aseguró que «en ningún momento nos hemos negado a pagar y a mediados de este mes, la deuda municipal con estos trabajadores rozará los 70.000 euros», concluyó.