Un cortocircuito en el sistema de bombeo provoca un vertido sobre el río Pas

La incidencia en el sistema de bombeo provocó el vertido de las aguas en uno de los brazos del Pas. /DM
La incidencia en el sistema de bombeo provocó el vertido de las aguas en uno de los brazos del Pas. / DM

El incidente, que fue solucionado horas después por técnicos de MARE, no ha puesto en riesgo la biodiversidad del río, según el Seprona

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOBarcenilla

Un cortocircuito ocurrido en el sistema de depuración de las aguas residuales de la red de saneamiento de Quijano (Piélagos) provocó el vertido de fluidos sobre el río Pas, a la altura del barrio Posadorio, en Barcenilla. La incidencia, que fue comunicada al Seprona por un vecino de la zona, se produjo en una zona protegida, de alto valor ecológico, donde habitan salmones, nutrias, anguilas y toda clase de invertebrados. La rápida intervención de MARE, que llegó al lugar antes de que lo hicieran los efectivos del Seprona, resolvió la avería y evitó que el acuífero se viera afectado por contaminación.

Según apuntó el vecino de la zona que se percató de lo sucedido, los hechos se produjeron el pasado jueves por la tarde. Al parecer, el sistema de depuración que lleva las aguas residuales de Barcenilla a Quijano se averió, provocando su vertido y estancamiento sobre uno de los brazos del río Pas, a la altura del antiguo molino. El incidente podría afectar gravemente a la biodiversidad de la zona, por lo que el vecino dio la voz de alarma y se puso en contacto con el Seprona de la Guardia Civil, que se presentó en el lugar para levantar acta sobre los hechos.

Según ha podido averiguar este periódico, cuando los efectivos de la Benemérita se desplazaron al lugar, miembros de la empresa pública MARE ya se encontraban en la zona tratando de poner solución a la avería. Y es que, según informó la entidad regional, mientras se procedía al arreglo de uno de los bombeos del sistema, se produjo «un cortocircuito» que terminó paralizando el drenaje del saneamiento de la zona y provocando que el agua residual se estancara a la altura de uno de los meandros del Pas.

Tras analizar lo sucedido, desde MARE se restó importancia al incidente, ya que los hechos no fueron de gravedad. De hecho, desde la empresa pública se indicó que la avería fue arreglada horas después, gracias a la intervención de varios técnicos que recogieron el agua estancada con una bomba y la devolvieron al sistema de bombeo del que no deberían haber salido.

No obstante, tras atender la llamada del vecino, efectivos del Seprona se desplazaron al lugar de los hechos, donde ya se encontraban los técnicos de MARE trabajando por poner solución al problema. Desde la Guardia Civil se indicó también que los hechos finalmente no fueron de gravedad, ya que «todo apunta a que no se ha visto afectada la biodiversidad de la zona ni el estado del río», explicaron. Aún con todo, lo que es perceptivo cuando se produce algún vertido irregular es que el Seprona redacte un informe de lo sucedido y lo remita a la Confederación Hidrográfica para que tenga conocimiento, lo que ya se ha producido, según informaron fuentes de la Guardia Civil.