Renedo de Piélagos recupera una zona degradada de 6.700 metros cuadrados

Renedo de Piélagos recupera una zona degradada de 6.700 metros cuadrados

Los trabajos financiados por Medio Rural han permitido retirar las escombreras, los vertidos de tierra y eliminar los plumeros

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

Renedo de Piélagos ha recuperado para el disfrute de los vecinos una zona degradada, que anteriormente se encontraba ocupada por las escombreras y vertidos de tierra donde crecían plumeros de gran tamaño. El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha inaugurado los trabajos de recuperación ambiental de 6.700 metros cuadrados de terreno, en la confluencia de los ríos Carrimón y Pas, junto al casco urbano de Renedo de Piélagos.

El espacio recuperado está incluido parcialmente en la Zona Especial de Conservación 'Río Pas', que forma parte de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria y de la Red Natura 2000.

Las obras, en las que la Consejería ha invertido 60.472 euros, han permitido la restauración de este entorno con la retirada de los vertidos de residuos y de las especies vegetales invasoras, y la plantación de árboles y arbustos pertenecientes al bosque de ribera.

Además, se ha acondicionado un área de ocio con un aparcamiento al final del acceso rodado, que incluye juegos infantiles, bancos, mesas y una senda peatonal que facilita el recorrido por el bosque de ribera.

Jesús Oria ha mostrado su satisfacción por esta actuación que, ha recalcado, «pone en valor la biodiversidad de Cantabria, acercando el patrimonio natural a la población», de forma que mejora la conciencia y sensibilidad ambiental de los vecinos y visitantes, al tiempo que les permite disfrutar de un entorno mejorado y de fácil acceso.

Ha añadido que esta actuación es un ejemplo de lo que se puede hacer en otros municipios de Cantabria que cuentan con zonas degradadas en entornos privilegiados.

Junto al consejero, han asistido a la inauguración el primer teniente alcalde, Alfredo Rodríguez, en calidad de alcalde accidental de Piélagos, así como el director general del Medio Natural, Antonio Lucio, y el jefe del Servicio de Conservación de la Naturaleza, Ángel Serdio.

La zona en la que se ha actuado cuenta con una superficie total de 6.658 metros cuadrados. De ellos 2.200 estaban ocupados por huertos vecinales en su parte oeste, 900 se destinaban a acopio de materiales y, en la zona este, se localizaban vertidos de escombros y de tierras con presencia de plumeros de gran tamaño.

Las obras han consistido en restaurar el terreno con la retirada de las especies invasoras y de los cierres de las fincas. Se ha acondicionado una zona de aparcamiento de 400 metros cuadrados y se ha recuperado la vegetación natural con la plantación de 82 árboles y arbustos propios de la ribera del Pas: fresnos, tilos, cerezos, arces, alisos, espinos, avellanos, cornejos y laureles.

En toda la zona se ha habilitado una red de senderos, con bancos y mesas de madera, así como juegos infantiles fabricados en este mismo material, que incluye una pequeña tirolina de 20 metros.