Ecoturismo Marina de Cudeyo, «viento en popa»

Un grupo realizando una de las rutas interpretativas con material para observación de aves. /Héctor Ruiz
Un grupo realizando una de las rutas interpretativas con material para observación de aves. / Héctor Ruiz

Para los próximos meses hay varias actividades novedosas señaladas dentro del programa

Héctor Ruiz
HÉCTOR RUIZ

Si la famosa pareja de águilas pescadoras regresa a la Marisma del Conde temporada tras temporada, e incluso este año se ha podido ver a otro individuo joven más sobrevolando la bahía, es gracias al programa de ecoturismo que da consistencia y visibiliza el proyecto. La iniciativa está gestionada por la empresa Bahía de Santander, Ecoturismo y Educación Ambiental, en colaboración con el Ayuntamiento de Marina de Cudeyo, y cada verano cuenta con más afluencia de público a sus actividades propuestas, que también son cada vez más variadas.

El programa de Ecoturismo 2019 de Marina de Cudeyo cuenta con seis opciones: Rutas en barco, paseo fotográfico, Visita al Osprey Centre, una salida botánica y, por último, dos talleres, uno decidido al diseño de un itinerario temático en entornos de negocios y otro para la iniciación a la observación de aves acuáticas. La participación para todas ellas tiene distintos precios y con ello se contribuye a la conservación de la biodiversidad. En concreto, un 10% de importe de la cuota se destina directamente al Proyecto de Recuperación del Águila Pescadora en la Bahía de Santander.

Las rutas en barco por la Ría de Cubas son las que más éxito están cosechando, y se completan tiempo antes de que tengan lugar las excursiones. «Se van llenando todas casi con 15 días de antelación», recalca el naturalista y coordinador de este proyecto, Carlos Sainz. La propuesta recorre el estuario del río Miera y se interna unas cinco millas náuticas río arriba para interpretar dos espacios naturales protegidos Red Natura 2000 para observar aves, en concreto el Águila pescadora. La navegación, en lancha neumática, dura una hora y media con una tarifa de 12 euros adulto y 5 los niños.

Paseos fotográficos y botánicos y talleres para la creación de itinerarios naturales, entre las novedades de este año

En cuanto a la ruta a pie y visita al Osprey Centre, centro de visitantes del Águila pescadora en la Bahía de Santander, ubicado en Rubayo, «van algo más lentas en cuanto a llenar plazas, pero en la última hemos llevado a 30 personas, el programa va viento en popa y estamos encantados», apunta Sainz. Con una tarifa de dos euros adultos y uno los pequeños, se realiza el itinerario a Pie 'de la Mies al Pico'.

Con los mismos precios se puede realizar el paseo fotográfico, en el que, tras unos conceptos básicos sobre la cámara y la toma de fotografías en el Centro Cultural El Tolle, se lleva a cabo un itinerario guiado por en entorno tomando capturas, que posteriormente se pasan al ordenador con consejos prácticos sobre el manejo del software. La siguiente salida de este tipo es el próximo sábado.

No todo gira en torno a las aves, también hay espacio para conocer más de cerca las plantas con el paseo botánico, que ofrece una salida desde el Centro de El Tolle para identificar las especies vegetales más interesantes del camino y sus usos actuales. La siguiente excursión de este tipo será el sábado 19 de octubre a las 10.00 horas.

Respecto a los talleres, con un tono más teórico, se ofrece un aprendizaje para hosteleros para realizar un itinerario temático de la naturaleza en las cercanías de sus negocios. Pretende ser una vía para aprovechar el patrimonio de un lugar, y con una tarifa 10 euros será del viernes 15 a 17 de Noviembre. El otro taller versa sobre la observación de aves acuáticas y se desarrollará el sábado 7 de diciembre con un coste de 5 euros.

Tanto el paseo fotográfico como el botánico y el taller para los hosteleros son las novedades de esta temporada de Ecoturismo en Marina de Cudeyo. Todo el programa se puede consultar en la oficina de turismo de Marina de Cudeyo o en info@bahiasantander.es.

Todo por las aves

Las actividades de ecoturismo van ligadas con los logros obtenidos de las labores de restauración del hábitat desarrolladas en la Marisma del Conde en el año 2017, cuando se formó la primera pareja de águilas pescadoras de todo el norte peninsular, que regresa cada año. La colocación de nidos y posaderos resultó ser la medida más eficaz del Proyecto de Recuperación del Águila Pescadora puesto en marcha por la empresa Bahía de Santander, Ecoturismo y Educación Ambiental y el Ayuntamiento. Este verano «la novedad ha sido un nuevo ejemplar en verano, un jovencito por el entorno, que ya se ha marchado», explicó Sainz.