La pasarela ciclista que conecta Nueva Montaña y Raos estará acabada en mayo

Pilares de hormigón y metal sobre los que reposarán las rampas de la futura pasarela peatonal y ciclista desde El Corte Inglés al polígono de Raos/
Pilares de hormigón y metal sobre los que reposarán las rampas de la futura pasarela peatonal y ciclista desde El Corte Inglés al polígono de Raos

Avanza la construcción de los pilares que sustentarán el puente sobre la autovía A-67

JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

Los vecinos del bario de Nueva Montaña, que está en crecimiento, ven con satisfacción cómo avanza la ansiada pasarela ciclista y peatonal que les comunicará con el polígono industrial de Raos. Una vieja reivindicación de las asociaciones de vecinos que, si no hay retraso en la obra, podrá ser usada en el mes de mayo próximo. La obra está avanzada. Parte de las pieza son prefabricadas. Es el caso de los tableros que reposarán sobre los pilares y que irán sobre la autovía y las vías del tren. Son tableros metálicos que llegan en piezas desde el taller donde están siendo fabricados y se colocarán con grúas. Otra parte de las pasarelas son de hormigón. Es el tramo que parte desde el suelo y llega hasta el vuelo, donde se inician los tableros.Estos tramos de la infraestructura se realizarán en la obra.

Los apoyos sobre los que descansaran las rampas de subida y los tableros tienen diferente altura, y son más grandes los que van en medio de la infraestructura, en la zona entre las vías del tren y la autovía de vehículos a motor, donde la pasarela alcanza su cota más alta.

El puente ha sido diseñado por la firma Arenas&Asociados. Se acoplará al Norte de forma directa con el carril-bici de Nueva Montaña, de dos metros de ancho, construido por el Ayuntamiento de Santander, así como con la acera existente en esta zona. Al Sur comunicará con el carril bici de Aros, en Camargo, a través de un camino peatonal. Para bicicletas (que forma parte también de estas obras), que cruza la autovía S-10 bajo la estructura existente en este punto.

Con esta pasarela se resolverá la continuidad del itinerario ciclista de la bahía de Santander, de manera que los usuarios de los carriles bici de Santander y los de Camargo podrán circular entre uno y otro municipio de forma segura y rápida. Se ha cuidado que la pendiente de las rampas de acceso tenga un desnivel del 6%, en cumplimiento de la ley de accesibilidad. La nueva vía, que tendrá un ancho útil de 3,20 metros para permitir la coexistencia del tránsito peatonal y ciclista, tendrá una longitud total de 210 metros.

El tramo central será una estructura metálica de 106 metros y darán acceso a ella dos rampas con estructura de losas de hormigón armado de 43 y 61 metros al Norte y Sur. Las barandillas de seguridad se han previsto a una altura de 1,40 metros, para aumentar la protección a los ciclistas y se contará con un segundo pasamanos, que se diseña pensando en las personas con movilidad reducida y en los niños.

Las obras son financiadas por el Ministerio de Fomento, que invierte en la tan ansiada y reclamada obra 1,3 millones de euros.Está siendo realizada por la constructora Altyum, que inició los trabajos el pasado 3 de diciembre.

Santander- aeropuerto

El proyecto tiene una vertiente regional, porque gracias a él un santanderino podrá salir del centro de la ciudad hacia Candina, circular junto a El Corte Inglés, cruzar el nuevo puente para pasar al carril bici que rodea al aeropuerto y, desde ahí, por carretera, enlazar con la Casa de la Naturaleza junto al Centro Comercial Valle Real. Desde este punto se podrá llegar a El Astillero y, de allí, enfilar hacia las vías verdes de los dos antiguos ferrocarriles, Astillero-Ontaneda y Astillero-Orconera, puntos desde los que se podrá acceder al Parque de la Naturaleza de Cabárceno. De esta manera se pondría a disposición de los ciclistas más de 70 kilómetros de carriles en Santander, Camargo, El Astillero y Villaescusa.