Revilla: «Los bancos van a la rapiña y, en concreto, a Liberbank le importa un comino la gente»

Revilla: «Los bancos van a la rapiña y, en concreto, a Liberbank le importa un comino la gente»

El presidente arremete, durante un desahucio en Santander, contra la entidad que integra a la antigua Caja Cantabria

DM .
DM .Santander

Miguel Ángel Revilla se presentó a las nueve de la mañana en casa de Gema Blanco y Javier Fernández, que una hora más tarde podían ser desahuciados. «Nuestro caso queremos que sirva de altavoz de las muchas familias que se encuentran en una situación parecida en España, en la que los bancos han vendido sus viviendas a fondos buitres», explicaba Gema al presidente cántabro. Revilla no dudó en ponerse en su piel: «Sé de lo que hablas, conozco lo de los fondos buitres». El líder del PRC no se ahorró calificativos a la hora de hablar de las entidades bancarias, que están detrás de la mayoría de los desahucios: «Los bancos van a la rapiña y en concreto a Liberbank le importa un comino la gente, conozco el tema perfectamente». Liberbank es la entidad bancaria que aglutina a varias de las antiguas cajas de ahorros, entre ellas Caja Cantabria.

La afectada aprovechó la ocasión para pedirle a Revilla que se comprometa a firmar la Ley de la Vivienda. «Es de vital importancia para impedir que en España ocurran estas situaciones injustas que favorecen a los bancos»», insistió Gema al líder regionalista. «Lo hablaré con el nuevo presidente (Pedro Sánchez). La próxima semana me reuniré con él y pienso trasladarle este tema. Estoy seguro de que él tiene una idea diferente al anterior presidente (Mariano Rajoy) de cómo hacer las cosas en esta materia».

El presidente cántabro estuvo unos 45 minutos en la vivenda. Se marchó antes de que llegara la comisión judicial encargada de ejecutar el desahucio. «Contáis con mi todo mi apoyo», se despidió Revilla. «Si fuera a mí a quien le pasara, yo haría lo mismo que vosotros y defendería mi casa de la misma forma. Una vivienda no son las paredes, son la historia de una familia, su vida».

Miembros de la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca), que fueron quienes consiguieron parar el desahucio, criticaron al presidente por no quedarse a hacer de 'escudo humano', como prometió en su día. «Si te comprometes a algo tienes que cumplirlo», sentenciaron.

Además de dar su apoyo moral a la familia, Revilla también les ofreció las llaves de una vivienda de emergencia social por si el desahucio se hacía efectivo. La PAH tampoco aplaudió el gesto: «A saber dónde está la vivienda, porque si te desubican de tu entorno e incluso te sacan de Santander o tienes que pagar mucho... Tampoco han aclarado las condiciones ni durante cuánto tiempo podrían disponer de ella».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos