Policías locales de Torrelavega denuncian que no existe voluntad política de impedir el botellón

Operarios municipales limpian el auditorio, escenario del botellón durante las fiestas de La Patrona. /DM .
Operarios municipales limpian el auditorio, escenario del botellón durante las fiestas de La Patrona. / DM .

El concejal de Seguridad dice que se centran en paliar los efectos de los encuentros juveniles porque es «imposible» acabar con ellos

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

Los años pasan y el botellón no desaparece. Al menos en Torrelavega, donde muchos jóvenes se siguen citando para beber y divertirse en la calle. A pesar del incremento de la presión policial, cientos de chavales, algunos menores, se concentran estos días por las noches en plenas fiestas patronales en la zona del auditorio, que amanece muy sucia (bolsas, papeles, cartones, botellas, cristales...). Este fenómenos social, que tiene lugar en otras muchas localidades, se produce especialmente durante los fines de semana, lo que agudiza el problema de limpieza por la falta de personal. El Ayuntamiento entiende que es imposible erradicar el botellón con métodos policiales y que lo más efectivo es centrarse en paliar sus efectos, alejando lo más posible las concentraciones de jóvenes de las zonas residenciales.

Eso es lo que ocurrió hace pocas semanas en las fiestas de Tanos, en las que los chavales, ante las vallas instaladas por el Ayuntamiento, trasladaron sus fiestas callejeras desde el barrio Mies de Meji, donde los vecinos protestaban, a la plaza del campus universitario. Estos días, en los festejos de La Patrona, el botellón se concentra principalmente en la zona del auditorio, donde el Ayuntamiento le tiene «bajo control». Eso es lo que dice el concejal de Seguridad, Pedro Pérez Noriega, contento porque el problema no se ha trasladado al parque infantil cubierto construido recientemente a unos 200 metros, en el mismo parque Manuel Barquín. El Consistorio ha contratado seguridad privada para que vigile el recinto por las noches.

UPyD pidela dimisión dePérez Noriega

El portavoz adjunto de UPyD en Cantabria, Álvaro Martín, ha pedido la «dimisión inmediata» del concejal de Seguridad en Torrelavega. Recuerda que Pérez Noriega anunció «a bombo y platillo» antes de las fiestas que sería inflexible con el botellón, pero «comprobando su rotundo fracaso no queda más salida que la dimisión o el cese». Al referido portavoz también le parece «patético e inaceptable» que el Ayuntamiento haya tenido que recurrir a la seguridad privada para evitar el botellón en el parque infantil cubierto.

«El volumen de gente es tal -explica Pérez Noriega- que es imposible erradicarlo con métodos policiales. Si actuasen los agentes, hay riesgo de batalla campal y el problema se trasladaría a otros puntos de la ciudad. La mayor dificultad que tenemos es la limpieza, porque no ha habido grandes casos de rotura de mobiliario ni nada de eso». El edil regionalista reconoce que también se hace botellón en otras zonas de la ciudad, pero «de forma muy reducida», y dice no haber recibido protestas vecinales de barrios próximos al auditorio como El Zapatón o Ciudad Vergel. «No está ocurriendo nada que no tuviéramos previsto. La Policía sí está actuando, pero para prevenir cualquier tipo de incidente. Las fiestas están transcurriendo con normalidad», concluye Pérez Noriega.

«Se vienen celebrando exactamente como las autoridades políticas han querido»

El ejemplo de Tanos

Pero las críticas ante lo que está ocurriendo no han tardado en llegar. La sección sindical de la Asociación de Policía Local y Bomberos (APLP) en Torrelavega tiene claro que los botellones en algunos eventos y celebraciones del municipio se han venido desarrollando «exactamente como las autoridades políticas han querido». Y pone un ejemplo: «Durante las últimas fiestas de Tanos y a pesar de que en años anteriores se habían producido graves desórdenes públicos y de que se esperaba la concentración de miles de jóvenes, se nombró un servicio compuesto por cuatro agentes. Se da orden de impedir el botellón y, sin embargo, se habilita una zona para su celebración; se promete públicamente actuación policial y, por contra, no se dota al servicio de agentes suficientes para poder atajarlo».

Según APLB, nunca ha existido voluntad real por parte del equipo de gobierno municipal de impedir estas a veces multitudinarias concentraciones juveniles. En relación con las fiestas de Torrelavega y el anuncio de Pérez Noriega de que sería inflexible en este asunto, el sindicato recuerda que «conforme a la ley de Cantabria que regula el consumo de alcohol, está permitido beber en la vía pública durante las fiestas patronales y la nueva ley de seguridad ciudadana lo prohíbe únicamente cuando perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana». El colectivo recuerda que casi la totalidad de las intervenciones derivadas del consumo abusivo de alcohol, así como por peleas o altercados se producen en otras zonas de la ciudad donde no hay botellón.