Los voluntarios se vuelcan con La Viesca

Los voluntarios trabajaron en la retirada de los plásticos que dejó la última riada./Roberto Ruiz
Los voluntarios trabajaron en la retirada de los plásticos que dejó la última riada. / Roberto Ruiz

Respondieron así al llamamiento realizado desde los ayuntamientos de Torrelavega y Cartes y coincidieron en la necesidad de repetir | Medio centenar de personas acudieron ayer a retirar los plásticos que dejó la última riada en esta zona

Sara Torre
SARA TORRESantander

«Bolsas y a recoger». Sin más pautas, y con el calor del sol a su favor, comenzaron a trabajar los voluntarios que fueron llegando ayer, desde las diez de la mañana, a Torres y a Cartes para retirar los plásticos que dejó la riada en los márgenes del río, en La Viesca, respondiendo así a la convocatoria de los dos ayuntamientos afectados (Torrelavega y Cartes) y la empresa pública MARE. Participó medio centenar de personas, que, pasada la mañana, volvió a sus quehaceres cotidianos con el orgullo de quien ha hecho lo que está en su mano, pero consciente de que ha sido «un grano de arena en todo esto», como expresaba Raimundo García, vecino de Torelavega. «Cuanto más vas recogiendo, más ves que falta», lamentaba. Junto a Luis Pozo, otro vecino, estuvo haciendo acopio de residuos sin entender muy bien «de dónde llega todo esto aquí». Entre otros objetos, «ropa, bolsas, envases, neumáticos... porque ves de todo».

Su acompañante explica que nunca había visto la zona tan «hecha polvo» y critica que «es una vergüenza que tengan que ser voluntarios los que lo arreglen en vez de encargarse las administraciones públicas». Pasadas unas horas, mira el montón de bolsas de basura apiladas; luego, la ribera: «Aquí hay trabajo para rato», se resigna.

Nuria García recoge plásticos sin parar, algo que supone más trabajo del que pensaba porque «tienden a romperse y al final lleva el doble de tiempo». Es vecina de Torres y cuando pasea por la zona, le parece «una pena» ver así el río. Así que en cuanto conoció la propuesta, no dudó en acudir. Venía con algo de experiencia, pues hace unas semanas también estuvo en Suances, limpiando la playa junto a otros voluntarios.

El concejal de Medio Ambiente, José Luis Urraca, constató ayer de primera mano, «la gran contaminación que produce el plástico, y más con una riada como la que hemos vivido, que arrastra todo tipo de residuos que quedan luego enredados en las ramas de los árboles, en la ribera, en los zarzales...». Por eso, destaca que se estaba realizando «una buena labor». Además de los plásticos recogidos ayer, en la jornada de hoy los servicios municipales se encargarán de retirar la madera acumulada.

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, también acudió como uno más y agradeció a los voluntarios «que un domingo por la mañana estén trabajando», además de felicitarles por estar haciéndolo «de forma excelente y con muchísimas ganas».

Informó también de que va a haber otras acciones en otros lugares del municipio. «Días como el de hoy, habrá más y no será la última vez que pidamos a la sociedad civil que colabore en este tipo de acciones porque todavía no han terminado las consecuencias de las riadas y este es un paso más para que entre todas las instituciones, y en colaboración con los voluntarios, vayamos volviendo a la normalidad de los ríos», dijo.

También desde Cartes, el concejal de Medio Ambiente, Víctor San Emeterio, tras felicitar a los ciudadanos que acudieron a la llamada, opinaba que se debe repetir la acción, «porque han quedado zonas prácticamente sin tocar». Al igual que en Torres, la labores se centraron en retirar los plásticos y dejaron la madera apilada para que en los próximos días sea retirada por operarios municipales.

Desde primera hora, y como cada día, por el parque de La Viesca, mientras se realizaba la recogida, paseaban multitud de personas. Algunos, corriendo y otros, andando o en bicicleta, todos ellos constataron la importancia que tiene este punto en la ciudad para el esparcimiento. Se encontraron al llegar, junto al aparcamiento, dos grandes contenedores instalados por MARE.

La Viesca, que recientemente ha sido declarada Área Natural de Especial Interés, se sitúa en los términos municipales de Cartes y Torrelavega, entre la margen izquierda del río Besaya y la antigua explotación minera a cielo abierto de Reocín. Se trata de una zona constituida en su mayor parte por antiguos rellenos con estériles que gracias a la recuperación ambiental ha desarrollado una gran diversidad biológica de singular importancia, convirtiéndose en un hábitat que da cabida a un gran número de especies de flora y fauna.

Al estar próximo a los dos núcleos urbanos se ha convertido en un lugar de esparcimiento junto al río Besaya muy frecuentado diariamente por la población.