Santander, 1 ago (EFE).- El Sindicato de Enfermería ha lamentado que en la creación de la figura del Interlocutor Policial Territorial para erradicar las agresiones a sanitarios en Cantabria no se haya contado con los profesionales de enfermería, tal y como SATSE solicitó a los Ministerios de Interior y de Sanidad.

Según ha informado el sindicato en nota de prensa, la enfermería es una de las profesiones que ostenta un mayor número de agresiones verbales y físicas (ocho de cada diez enfermeras han sufrido alguna agresión en su trayectoria profesional).

El SATSE recuerda que envió varias cartas a los Ministerios de Interior y Sanidad para manifestar su disconformidad con el "Protocolo sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones profesionales de la salud" y pidió que éste centrara la atención en el colectivo médico.

En contestación a esta carta, el SATSE explica que recibió un escrito del Ministerio del Interior en el que reafirma la importancia de los profesionales enfermeros, reiterando que es un colectivo que merece especial protección al estar sujeto a situaciones de especial vulnerabilidad.

Por ello, el sindicato se ha mostrado indignado con que en la creación de la figura del Interlocutor Policial Territorial en la comunidad, "se haya vuelto a incurrir en el mismo error que a nivel estatal" y "no se haya contado" con los profesionales de Enfermería.

"Cantabria se ha precipitado en la creación de esta figura y no ha tenido en cuenta las consideraciones que el propio Ministerio del Interior recalca en la carta enviada a nuestro sindicato", ha criticado la Secretaria Autonómica de SATSE Cantabria, María José Ruíz.

Además, Ruíz señala que los profesionales enfermeros son "beneficiarios de las distintas medidas preventivas, formativas e informativas del Protocolo y que son también un enlace permanente con el Ministerio de interior".

Además de medidas como este Protocolo, SATSE ha reiterado que resulta "imprescindible" acometer otras actuaciones, como la creación de un Observatorio de Agresiones a Profesionales del Sistema Nacional de Salud.

Por otro lado, el sindicato ha apuntado la necesidad de incidir en las medidas preventivas, como aumentar la formación de los profesionales para afrontar situaciones conflictivas; el diseño de protocolos de actuación ante agresiones o el desarrollo de actuaciones disuasorias.

Por último, el SATSE sostiene que se debe "sensibilizar a la población para que tenga claro que el profesional es su aliado, no su enemigo", y también a la administración, para que nunca olvide que "el profesional es su imagen ante los ciudadanos", por lo que tiene que cuidarle y transmitirle apoyo y seguridad.