A los cántabros les gusta el buen café

José L. Rodríguez, Raúl Alonso, Charo Baqué y Fernando Franco, con José L. Pérez al fondo. : / Celedonio Martínez

En la región, según las encuestas, se bebe por debajo de la media nacional, pero se consumen más tazas al día por habitante

Diego Ruiz
DIEGO RUIZSantander

La segunda de las conferencias de este año del ciclo 'La Agroalimentación del Siglo XXI: Producto, Nutrición y Gastronomía', dejó bien claras muchas de las dudas que penden sobre el apasionante mundo del café. Para ello, contribuyeron cuatro grandes expertos, todos ellos ligados a la empresa Dromedario, aunque cada uno con distintas responsabilidades en la misma, y experiencias y especialidades diferentes.

Charo Baqué, consejera delegada del grupo asentado en Cantabria desde 1871, fue la encargada de poner una serie de datos muy interesantes sobre la mesa. Algunos como que en Cantabria, según las encuestas, se toma menos café que en el resto de España, aunque eso sí, gusta más y es mejor. Se beben más de tres al día, uno por encima de la media nacional, pero el porcentaje de hombres y mujeres que lo consumen es notablemente inferior. También habló de la producción mundial de café al año -entre 148 y 151 millones de sacos de 60 kilos- y de los 4 kilos por persona que se anualmente se beben en nuestro país. Muy por debajo de Finlandia (12) o Francia (6).

Fernando Franco, campeón de España de cata de café (2013, 2016 y 2017), fue el encargado de disertar sobre la jornada laboral en una empresa como Dromedario y de los concursos, entre otros asuntos. Además de recomendar no beber café torrefacto, por su alto contenido de azúcar quemado.

Raúl Alonso, barista, subcampeón de España y colaborador del suplemento Cantabria en la Mesa que edita El Diario semanalmente, expuso las propiedades del café y sus usos tanto en su estado líquido como sólido. Desde el 'espresso', al componente de platos de alta cocina. José Luis Rodríguez, director comercial de Café Dromedario, tuvo que hacer frente a la labor de campo. A explicar las experiencias que desde su puesto de trabajo ha ido acumulando de bares, restaurantes y cafeterías. Y de cómo cada uno de los diferentes establecimientos requiere un café específico.

Los cuatro, ante un público que llenó el salón de actos del periódico, coincidieron en casi todo. En que a cada personas le gusta un café distinto y que para el consumo a gran escala no son necesarios muchos cambios, aunque desde Dromedario se intenta, a base de paciencia y tiempo, ir mejorando las mezclas para llegar a poner a la venta un gran producto. De las ventajas y las muchas desventajas que tiene el café en cápsulas, y del torrefacto. De los mitos del café caliente o frío, del que se bebe con leche, de 'espressos'...

Como es habitual en cada conferencia del ciclo 'La Agroalimentación en el Siglo XXI: Producto, Nutrición y Gastronomía' que patrocina la Universidad Europea del Atlántico y el Grupo Consorcio, hubo un tiempo para que el público presente expusiera sus impresiones o que requiriese de los cuatro ponentes las respuestas a las preguntas que surgen en torno a este interesante y maravilloso mundo del café.

Los cursos, las variedades con las que trabaja y experimenta cada día Dromedario, y el precio y su relación con calidad fueron algunas de las cuestiones que estos cuatro expertos aclararon a la perfección.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos