El Parlamento se divide con el fracking

Ignacio Diego, en el Pleno.
Ignacio Diego, en el Pleno. / Javier Cotera
  • El PP aprueba una resolución para pedir al Estado que delegue la capacidad de decidir en las comunidades autónomas, con el apoyo del PRC y el rechazo del PSOE

El fracking, que consiguió una de las pocas unanimidades parlamentarias de la legislatura con la ley autonómica que prohibía dicha técnica minera, ha dividido hoy a los mismos actores durante la segunda jornada del Debate sobre el Estado de la Región. Después de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy lograse tumbar la norma, pionera en España, a través de un recurso de inconstitucionalidad que prosperó, el PP ha presentado esta mañana una resolución para instar al propio Rajoy a que conceda a las comunidades autónomas la decisión sobre el uso de la fractura hidráulica en su territorio.

El PRC ha votado a favor, porque comparte el contenido de la petición al Gobierno central, aunque ha levantado la mano entre críticas al gabinete de Ignacio Diego. La ley que ha anulado Constitucional, según los regionalistas, fue precisamete la que dio pie al Ministerio de Industria para "reformar la Ley de Hidrocarburos", y es en esa nueva legislación (que fomenta el fracking) donde precisamente se ha apoyado el Tribunal para argumentar que Cantabria se apropiaba de competencias del Estado con su prohibición.

El PSOE ha acudido a ese mismo argumento para votar en contra, pues interpreta la resolución como un brindis al sol con más ambición populista que otra cosa.

Sin debate

El resto de la mañana ha sido un diálogo de sordos, pues cada grupo ha defendido sus propuestas por turnos, propuestas que el adversario ha obviado rebatir, derivando el enfrentamiento dialéctico en los bucles habituales de la Cámara, convertidos ya en lugares comunes: quién es el culpable del paro, quién de la deuda pública, etcétera. Un cierre del último debate de legislatura, tras cuatro horas de sesión, que hace honor a lo que ha sido hasta ahora el mandato.

En total, se han aprobado 40 de las 314 propuestas de resolución presentadas por los tres grupos: las 33 del PP, cinco de las 186 del PRC, y dos de las 95 del PSOE.