Sanidad amplía de ocho a diez minutos el tiempo de consulta médica por paciente

Los médicos vienen reivindicando que se aumente el tiempo de consulta por paciente.
Los médicos vienen reivindicando que se aumente el tiempo de consulta por paciente. / Andrés Fernández
  • La Consejería reacciona ante las críticas de los profesionales de Atención Primaria y anuncia que la medida se pondrá en marcha a partir del 15 de mayo

Cuando todavía retumban en los cimientos del Servicio Cántabro de Salud (SCS) las críticas que realizaron hace un par de semanas los médicos por la merma en la calidad de la Atención Primaria – «está tocada», dijeron–, la Consejería de Sanidad ha reaccionado con tres medidas que se pondrán en marcha en breve.

A partir del 15 de mayo, el tiempo de consulta médica por paciente se verá incrementado, tal y como venían reivindicando los profesionales. En concreto, la estructura de las agendas médicas de atención primaria tendrán citas de diez minutos –ahora están en ocho– para los pacientes que acudan a consulta y se reservará tiempo de agenda para valorar a pacientes que necesiten ser vistos en el día.

La medida supone que si antes podían llegar a atender a 7,5 pacientes a la hora, con el cambio el máximo será de 6 pacientes, es decir doce menos al día en una jornada estándar de ocho horas. Estas medidas forman parte de un proyecto más amplio denominado ‘Gestión de la demanda y Agendas de calidad’, en el que, según la Gerencia de Atención Primaria, se trabaja de forma consensuada con los profesionales de las tres áreas de salud y que se pilotará en los centros de Camargo Costa, Cabezón de la Sal y Alto Asón.

Contratos de continuidad

Otra de las decisiones adoptadas por Sanidad será la puesta en marcha, también desde el 15 de mayo, de una nueva modalidad de contratación en Atención Primaria (contratos de continuidad) que garantiza la presencia de un profesional –médicos y pediatras sustitutos que hasta ahora podían ser requeridos para semanas o incluso para días sueltos– en un área determinada al menos durante 6 meses, prorrogable, para atender de forma preferente las zonas de mayor carga asistencial. Con esta solución, se pretende atajar los problemas continuos detectados en los centros y consultorios del SCS para cubrir bajas de corta duración, especialmente en determinadas áreas geográficas. La Consejería ha anunciado al respecto que «de forma inmediata» se van a realizar 18 contratos de continuidad.

Como tercera media, a partir del 1 de junio, el acceso a las pruebas diagnósticas complementarias será igual para todos los profesionales del SCS, tanto de atención primaria como de atención hospitalaria. La medida es consecuencia del plan para atender las enfermedades crónicas, que actualmente son las más comunes y las que hacen que parte del sistema sanitario no resulte tan eficiente como debería, al no ofrecer una atención integral al paciente, sino derivarle en múltiples consultas con diferentes médicos especialistas, cuando sus dolencias comparten en realidad un mismo origen. El objetivo fundamental es acortar el ‘viaje’ del paciente crónico por el sistema sanitario y que todos sus cuidados se concentren en su entorno más próximo, que es la consulta del médico de cabecera y el propio domicilio. Solo los enfermos pluripatológicos, que suman 46.500 cántabros, representan el 60% de los ingresos hospitalarios y conllevan más del 70% del gasto sanitario.

Sanidad recuerda que esas tres medidas son complementarias a otras ya adoptadas, como el crecimiento del presupuesto de Atención Primaria para 2016 del 5,67%, superando el 16% dentro del global del SCS (16,26%), o la extensión de la receta electrónica a todos los profesionales del SCS (100% en atención primaria y 40% en atención hospitalaria en la actualidad). Tampoco olvida la incorporación de la Atención Primaria como área preferente para las plazas vinculadas.