Valdecilla guarda silencio ante la dura crítica del doctor Del Piñal

El doctor Del Piñal ha criticado la «torpeza» del sistema público sanitario.
El doctor Del Piñal ha criticado la «torpeza» del sistema público sanitario. / Daniel Pedriza
  • El decano de la Facultad de Medicina de la UC la considera "muy injusta" y el presidente de los médicos no cree que censurase al colectivo, sino a un sistema público "poco flexible"

El doctor Francisco del Piñal, referencia mundial en cirugía de la mano, anunció hace un par de días su fichaje por una clínica madrileña y lo hizo arremetiendo contra Valdecilla, contra el corporativismo de la clase médica, contra la Universidad de Cantabria y contra lo poco que se le ha valorado en Santander. No dejó títere con cabeza porque acusó a la sanidad pública de torpe, a los médicos de perjudicar a los pacientes con los celos profesionales y a la Universidad de impedirle investigar debido a unas tarifas inasumibles. Ayer, Valdecilla guardó silencio ante la dura crítica, pero el decano de la Facultad de Medicina consideró su ataque «muy injusto» para la UC, mientras que el presidente del Colegio de Médicos cree que no quiso enjuiciar a sus colegas sino denunciar una «situación general de la sociedad española», donde los celos y las envidias están a la orden del día.

Tomás Cobo, representante de los facultativos, consideró que la queja pública de Francisco del Piñal tiene mucho que ver con que «el sistema público no ha sabido aprovechar su tremenda capacidad de trabajo». Cobo dijo que Del Piñal «es un crack, un trabajador muy concienzudo, que ha sabido recoger datos durante años y plantearlos ante la comunidad internacional, lo que le ha llevado muy lejos. Es un prestigio para Cantabria y ha sido un gran beneficio para la región tenerle aquí». A Cobo, sin embargo, le parece «normal» que el experto se vaya a la capital de España, aunque entiende que repruebe a la red sanitaria pública «que no es flexible a la hora de aprovechar a estos profesionales».

Del Piñal denunció que no había podido operar «ni gratis» en Valdecilla y Cobo indicó que está de acuerdo con el cirujano «en que debería haber una fórmula para permitir este tipo de colaboración cuando nos encontramos con un médico tan meritorio como éste. Tiene razón cuando dice que la política está muy infiltrada en la gestión de los hospitales». El presidente de los médicos, sin embargo, no quiso valorar las severas afirmaciones que hizo Del Piñal sobre el corporativismo en la profesión: «Lo vi como que era una crítica social general. En todas las profesiones se escuchan estos comentarios de las mediocridades y las envidias».

Desde la Universidad de Cantabria le contestaron el rector, Ángel Pazos, y el decano de la Universidad de Medicina, Juan Villegas. Ambos explicaron el sistema de tarifas de la UC, que cuenta con una interna subvencionada (para sus investigadores) y otra, «lógicamente más alta», para los investigadores externos «como pasa en todas las universidades del mundo». Pazos aseguró que con Del Piñal «no ha habido discriminación».

Los dos desmintieron que a este doctor se le quisiera cobrar lo que él relataba en la entrevista por una investigación con perros. Villegas indicó que la actitud de la universidad con las tarifas «es modélica» y consideró la diatriba del especialista en la mano «desproporcionada e injusta». En la UC, el coste diario de mantener un perro asciende a 1,18 euros diarios para un investigador de la casa y a 5,92 euros para un externo. Del Piñal había puesto como ejemplo que a él le cobraban 300 euros frente a los tres euros que le cobraban a un interno.