El PP apoya el proyecto de La Pasiega, pero critica la «falta de transparencia»

Los populares piden «diálogo y trabajo» al bipartito PRC-PSOE para evitar que el polígono acabe como la Ciudad del Cine o el Ecoparque Besaya

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

El PP cambia de estrategia con el proyecto de La Pasiega. Pasa de atacar la falta de imparcialidad del presidente de la Autoridad Portuaria, Jaime González, en una campaña orquestada en las redes sociales, a ponerse al lado del bipartito PRC-PSOE en la defensa del polígono. Lo hace, eso sí, con la distancia suficiente para saltar del tren si el centro logístico hace aguas, como ya avisan que puede pasar, y sin dar tregua a la gestión del Gobierno. El diputado Íñigo Fernández fue el encargado de mostrar, con la boca pequeña, su apoyo a la iniciativa «estrella» del Ejecutivo regional, ya que consideró que puede ser «bueno» para una tierra que «necesita suelo industrial», pero, a la vez, afeó la falta de «transparencia y trabajo» de sus impulsores para evitar que acabe como la Ciudad del Cine o el Ecoparque Besaya.

«Señor Revilla: más transparencia. Cantabria tiene derecho a saber qué se va a hacer allí, con qué coste y quién lo va a pagar y quién lo va a hacer. Más diálogo, porque si queremos implicar a más administraciones, ya sea al Ayuntamiento (de Piélagos), ya sea al Ministerio de Fomento, ya sea a ADIF habrá que contar con ellas. Y más trabajo, señor Revilla, y más trabajo porque este proyecto es de 2006 y está todo, absolutamente todo sin hacer», le recordó el portavoz del PP.

Por todo ello, Fernández anunció que su partido pedirá explicaciones el próximo lunes al Ejecutivo en el Pleno del Parlamento para conocer sus criterios sobre esta actuación y las «previsiones en cuanto a su desarrollo futuro».

«Si no se pasa por el despacho difícilmente se pueden poner en marcha proyectos» Íñigo Fernández, Portavoz del PP

El diputado recordó que, según el informe de Puertos del Estado adelantado por este periódico, ese proyecto «no es de interés estratégico» para el puerto de Santander e, incluso, apuntó a que «podría ser perjudicial» si se trasladan a una zona tan alejada algunas de sus actividades, lo que le haría menos competitivo. De todos modos, precisó que «esto no significa que no sea de interés» para Cantabria y, al contrario, consideró que «sí lo es», porque puede ser «bueno» para dotar a la comunidad autónoma de suelo que permita «apostar por la industria».

«Las cosas no son como nos lo habían contado», resumió Íñigo Fernández, quien subrayó el interés de su partido en que se desarrolle este proyecto, por lo que quiere que el Gobierno regional explique cuáles son sus previsiones para llevarlo adelante y si es viable, quién lo promueve o si requiere de dinero público, entre otras aclaraciones.

Las primeras estimaciones con las que trabaja Sicán (Suelo Industrial de Cantabria), la sociedad pública que tutela la gestión del proceso, parten de una inversión de 83 millones de euros, 22 millones para la adquisición del suelo y 61 para la ejecución del proyecto de urbanización de los dos millones de metros cuadrados que ocupará el polígono junto a la localidad de Parbayón, aunque el ministro de Fomento lanzó al vuelo la cifra de 240 millones y nadie en el Gobierno le ha desmentido.

«No habla con nadie»

Fernández lamentó que el Ejecutivo cántabro no haya dado detalles al Gobierno de España, ni con los empresarios, ni a los propietarios de los terrenos afectados, «con los que nadie ha hablado». En su opinión, «esa es la marca de la casa», con un presidente que «anuncia la idea y vende la foto» y deja lo «importante» para después de los comicios autonómicos del año que viene. «Antes de las elecciones nada y después, nos tememos que tampoco», apostilló Íñigo Fernández.

Según el PP, «estamos asistiendo a un nuevo ejemplo del aislamiento de Revilla, no habla con nadie y luego le sienta mal, se lamenta, de que las cosas le salgan mal». Y es que, añadió, «si no se pasa nunca por el despacho difícilmente se pueden poner en marcha proyectos de interés para nuestra región».

Con La Pasiega, lamenta Fernández, está ocurriendo como con los grandes proyectos de legislatura del bipartito PRC-PSOE, que «todo aquello importante que tiene entre manos el Gobierno de Cantabria se empezará a hacer después de las elecciones». Una afirmación que basa en otros ejemplos, como son la explotación minera en el Besaya, el Mupac o la rehabilitación de la Engaña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos