Jaime González reprocha la falta de apoyo a La Pasiega y Puertos del Estado le desautoriza

Jaime González, José Llorca, Miguel Ángel Revilla e Íñigo de la Serna, en la colocación de la primera piedra del muelle 9 de Raos /Andrés Fernández
Jaime González, José Llorca, Miguel Ángel Revilla e Íñigo de la Serna, en la colocación de la primera piedra del muelle 9 de Raos / Andrés Fernández

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santander y José Llorca se recriminan por sendas cartas su «sorpresa» y «malestar» por la polémica del polígono industrial

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

El polígono del Llano de La Pasiega se ha convertido en la patata caliente de una batalla política de mayor calado que reaviva con virulencia guerras pasadas entre el bipartito PRC y PSOE y el Gobierno de Mariano Rajoy. Al presidente de la Autoridad Portuaria (APS), Jaime González, le pilla en medio. Impulsor del «proyecto estrella» del Ejecutivo de Revilla, se plantó ayer ante Puertos del Estado -órgano del que depende- a través de una carta para reivindicar su trabajo y mostró su malestar, disfrazado de «sorpresa», por el duro informe que echa por tierra el apoyo del Estado al núcleo logístico de Piélagos y pidió colaboración para reconducir la situación.

Lejos de dar marcha atrás y acercar posturas, José Llorca, máximo responsable de Puertos del Estado, le mostró su «malestar» en otra misiva de alto voltaje, le recordó que depende «orgánica y funcionalmente del Estado» y le afeó su manera de actuar, ya que «el modelo de gobernanza portuaria que tenemos exige especialmente un modelo de relación basado en la lealtad mutua entre nosotros y entre las administraciones territoriales y un estricto respeto al marco competencia vigente».

El primero en mover ficha, vía correo electrónico, fue el presidente de la APS, un cargo nombrado en última instancia por Fomento a propuesta del Gobierno de Cantabria. Una cuestión que no es baladí para entender la delicada situación en la que se encuentra Jaime González dentro de este pulso político. A pesar de estar contra las cuerdas, el máximo responsable del Puerto de Santander no dudó en posicionarse claramente a favor de La Pasiega frente al informe de Puertos del Estado, adelantado el domingo por este periódico, que niega su «carácter estratégico» y deja claro que no recibirá ayudas económicas.

Desde «la franca relación que ambos hemos llegado a alcanzar personalmente» y su «independencia política» de la que le ha «dado muestras», González explicó a Llorca que él fue quien animó a Miguel Ángel Revilla «a llevar adelante este proyecto desde la firme creencia de que Cantabria tiene una oportunidad única de diferenciarse de sus vecinos para dotarse de una personalidad industrial propia, como plataforma logística multipropósito en el corredor cantábrico y en el eje vertical entre el área complementaria europea (foreland) y Castilla León/Madrid». Y lo hizo -insistió el presidente de la APS en la carta a la que ha tenido acceso este periódico- ante el interés de las empresas líderes en la gran distribución europea y sus operadores logísticos en el proyecto «sin esperar regalos del Gobierno de Cantabria en forma de suelo industrial ni mucho menos de la APS».

Pero para que todo ello ocurra, prosiguió González, el atractivo que representa La Pasiega necesita de dos aditivos fundamentales: la proximidad del puerto con sus actuales conexiones, y muy especialmente el acceso ferroviario de la plataforma a la línea de la principal circulación. Así, detalló que en el primer caso ya se ha hecho una buena parte del trabajo, pero en el segundo «está todo por hacer». Es aquí donde replanteó a Llorca la necesidad de revisar una planificación heredada de los años 70-80 que podría ser «francamente mejorable, al igual que de otra forma tan exitosa se ha llevado a cabo en otros puertos».

«No veo por qué no podríamos enfocarlo conjuntamente, sin que nuestras conclusiones impliquen descentralización alguna del puerto ni rescates de concesiones improcedentes», dijo González, con el fin de buscar el apoyo de Puertos del Estado «para trabajar conjuntamente en evolucionar una idea inicial muy amplia a la que ahora toca dar forma en un verdadero rango de factibilidad».

Tras las paladas de cal llegaron las de arena. Se quejó de no haber podido participar en la elaboración y el contenido del informe de Puertos del Estado, lamentó haberlo conocido por este periódico y le pidió una copia del documento para emitir su «propia valoración». Aún fue un paso más allá y le dejó meridianamente claro que el proyecto está argumentado desde su «visión profesional y con un profundo compromiso personal con Cantabria».

Reproches

En medio de una gran tensión política por el cruce de declaraciones y ataques de los últimos dos días, la carta levantó ampollas en el Gobierno central. Al presidente de la Autoridad Portuaria de Santander le salió el tiro por la culata y recibió una reprimenda de su superior. A José Llorca no le tembló el pulso al decirle que su forma de actuar «no es la más adecuada», le recordó quién es su jefe -«Como bien sabes, Puertos del Estado es el organismo del que dependes orgánica y funcionalmente»- y que es «un alto cargo del Estado».

Carta de Jaime González

Relación
«Quiero manifestarte mi sorpresa cuando no he podido participar de la elaboración y el contenido de dicho informe, accediendo a sus detalles por un medio de comunicación»
Desarrollo
«Estoy obligado a considerar que una planificación heredada de los años 70-80 podría ser francamente mejorable, de forma tan exitosa como se ha llevado a cabo en otros puertos»
Lealtad
«Sabes como nadie de mi independencia política, te he dado múltiples pruebas de ello, siempre argumentadas desde mi visión profesional y con un profundo compromiso personal»
Terrenos
«En ningún caso mi posición ante este proyecto pasa por la adquisición o arrendamiento de suelo industrial por parte de la APS, ya que no es estrictamente necesario»

Carta de José Llorca Ortega

Relación
«Tú mejor que nadie conoces perfectamente que te he trasladado nuestra valoración sobre dicho PSIR en mi despacho y te relaté los motivos por los que no tiene interés»
Desarrollo
«La propia legislación portuaria establece los mecanismos para afrontar el futuro de los puertos y su implicación en distintos proyectos, lo que no ha tenido lugar con La Pasiega»
Organigrama
«Esta no es la forma más adecuada de actuar ante Puertos del Estado, que como bien sabes es el organismo del que dependes orgánica y funcionalmente»
Terrenos
«Es necesario conocer las implicaciones y afecciones que puede tener en las competencias de la Administración del Estado, particularmente el puerto y la conectividad ferroviaria»

Fue un aviso a navegantes para dejarle clara cuál es su sitio en una disputa entre el bipartito de Revilla y el Gobierno de Rajoy. «Las necesarias relaciones de confianza mutua que son la base del funcionamiento del sistema portuario se ven, sin duda, afectadas», remarcó en el comienzo de su carta de respuesta.

Ante su «desconocimiento del informe técnico», Llorca le recordó: «Tú mejor que nadie conoce perfectamente que te he trasladado nuestra valoración -en una reunión presencial el 17 de enero y otra conversación por teléfono el 26 - y los argumentos por los cuales consideramos que dicho proyecto no tiene interés desde el punto de vista estrictamente del posicionamiento estratégico del puerto y como alternativa a las posibilidades de crecimiento del mismo de acuerdo con un análisis estrictamente técnico realizado por la Dirección Técnica de Puertos del Estado».

Celedonio

A partir de ahí comenzó una cascada de reproches, como que se considere el proyecto simplemente como un documento de trabajo cuando ya ha sido presentado, sin conocimiento previo por Puertos del Estado, y el PSIR ya está en marcha. «Es mi deber reiterarte que proyectos estratégicos como éste requieren de información detallada y consensos previos, y en el caso particular de los puertos y las zonas logísticas un análisis conjunto con Puertos del Estado y el Ministerio de Fomento», apostilló antes de reiterar que no se oponen al polígono, al entender que es competencia del bipartito, pero sí necesitan conocer las implicaciones para el Puerto sobre la conectividad ferroviaria.

Llorca manifestó su «malestar por decir que el informe no te ayuda, ya que éste no se refiere al Proyecto del Llano de la Pasiega en sí, sino a su valoración desde el punto de vista de la participación de la Autoridad Portuaria en el mismo y a las necesidades portuarias sobre las que se basa su desarrollo».

«Tú mismo dices que el atractivo del Llano de La Pasiega se fundamenta en las proximidades al puerto (y tienes toda la razón) y el acceso ferroviario de la plataforma a la línea principal ferroviaria. Y ahí radica nuestra sorpresa y es un contrasentido por tu parte al promoverse e intentar desarrollarse sin conocimiento y valoración previa de Puertos del Estado y finalmente del Ministerio de Fomento, titular de las infraestructuras portuarias y ferroviarias de interés general», le recriminó.

Por último, Llorca insistió en que el modelo de gobernanza portuaria «exige especialmente un modelo de relación basado en la lealtad mutua entre nosotros y entre las administraciones territoriales y un estricto respeto al marco competencia vigente y a los procedimientos legales establecidos que, sinceramente, creo que en este caso no se han llevado a cabo».

«Hay un plan de empresa pactado que ahora quiere cambiar»

El presidente de Puertos del Estado, José Llorca, trató ayer de desmontar las explicaciones de Jaime González al asegurar que también «parece un contrasentido haber propuesto por tu parte un plan de empresa para 2018 que no pone en cuestión la ordenación actualmente existente en el puerto y, simultáneamente, decir que quieres cambiarla en este momento». En contraposición señaló que, de forma bilateral, se han acordado para este año inversiones que permiten desarrollar el amplio potencial del puerto –muelle 9, silos, y pavimentaciones– de acuerdo con la ordenación actual de la infraestructura.

Por otra parte, puntualizó que «cualquier cambio de ordenación debe valorar las consecuencias jurídicas y técnico económicas que comporta asociadas a los derechos existentes de los concesionarios que, por seguridad jurídica, están protegidos legalmente». Por ello, le reiteró, como asegura haberle señalado en múltiples ocasiones, «los requerimientos legales y las posibles importantes consecuencias económicas de los procesos de rescate de concesiones». A pesar de esta crítica, dijo que no tiene «nada que objetar» a avanzar «en una nueva ordenación del puerto siempre que lo propongas por los cauces establecidos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos