Carrancio no apoyará ninguna enmienda a la totalidad y deja vía libre a la tramitación de los presupuestos

Carrancio no apoyará ninguna enmienda a la totalidad y deja vía libre a la tramitación de los presupuestos
Javier Cotera

El Gobierno pretende reunirse con todos los grupos Parlamentarios, incluido el Mixto, para hablar de los presupuestos e incorporar aquellas propuestas que «mejoren las cuentas»

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

El bipartito PSOE-PRC ha salvado el primer escollo para sacar adelante sus cuentas para el próximo año. El exdiputado de Ciudadanos, ahora integrado en el Grupo Mixto, Ramón Carrancio, no solo ha confirmado hoy que no presentará ninguna enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos presentados hace diez días, sino que tampoco apoyará las enmiendas a la totalidad que sí ha registrado el resto de grupos en la oposición: PP, Ciudadanos y Podemos.

Estos tres partidos sí han registrado hoy en el Parlamento sus enmiendas a la totalidad, pero estas no conllevan texto alternativo a los presupuestos del Gobierno, es decir, simplemente reclamaban la devolución del proyecto al Gobierno, algo que había abierto la puerta a que los tres llegaran a sumar sus votos para frenar el texto del Ejecutivo que preside Miguel Ángel Revilla. Pero las afirmaciones de hoy de Carrancio -en quien están depositadas buena parte de las esperanzas del Ejecutivo para lograr aprobar las cuentas de 2018- han supuesto un portazo a cualquier posibilidad de bloquear en esta fase los presupuestos.

Así pues, cualquier posibilidad de cambios en el proyecto registrado en el Parlamento deberá esperar a la fase de las enmiendas parciales. Carrancio ya ha anunciado que sí presentará alguna propuesta para modificar la reforma fiscal que plantea el Gobierno. Es en esta fase donde el Gobierno puede abrir la puerta a negociaciones con los otros grupos, asumiendo algunas de sus enmiendas para lograr otros apoyos a sus cuentas.

Esta mañana, Juan Ramón Carrancio ha acusado a la oposición, en declaraciones a Efe, de buscar el «beneficio político» y «no el de los cántabros», un «juego» en el que ha dicho que no quiere entrar. Ha precisado que va a esperar a la ronda de contactos para negociar la aprobación de los presupuestos y ha insistido que si el documento final no le satisface, votará en contra.

Ver más

Y mientras se salva el primer escollo, el Gobierno ha invitado hoy mismo a los grupos a negociar las cuentas, algo que no ha sentado bien al PP, que entiende que lo hacen en el «tiempo de descuento», cuando ya habían regsistrado sus enmiendas a la totalidad. Los populares acudirán a esa tarea «por responsabilidad», lo que no quiere decir que no tenga sus líneas rojas, y una de ellas es que «el Presupuesto debe ser real y no subir los impuestos a los ciudadanos (…) Veremos qué trae el Gobierno y los grupos que lo apoyan, si es que traen algo», ha aseverado el portavoz del grupo popular en el Parlamento de Cantabria, Eduardo Van den Eynde, quien ha mostrado su «sorpresa» por la llamada recibida este jueves por la mañana por parte de su homólogo del PRC, Pedro Hernando, pidiendo una reunión para negociar el presupuesto.

El diputado ha explicado que dicho contacto telefónico se ha producido una hora más tarde de que la presidenta del PP y del grupo parlamentario, María José Sáenz de Buruaga, y la portavoz de Economía del partido, Cristina Mazas, registraran a las 9.30 horas la enmienda a la totalidad a los Presupuestos y a la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, conocida como 'ley de acompañamiento'. Para los populares, esto demuestra «muy poca voluntad real de llegar a acuerdos y que el Gobierno solo quiere otra escenificación». La reunión está prevista a las 9.30 horas de este viernes en el Parlamento.

De hecho, el secretario de Organización del PRC y consejero de Presidencia, Rafael de la Sierra,ha confirmado que entre el viernes y el lunes se reunirán con todos los grupos parlamentarios para hablar de los presupuestos e incorporar aquellas propuestas que «mejoren las cuentas». Preguntado si también se reunirá con Carrancio, ha respondido que el presupuesto «se presentará al grupo mixto, que tiene dos diputados».

Proposiciones no de ley contra el transfuguismo

Todos estos trámites y reuniones pendientes y acercamientos con el Gobierno se producen en un clima cada vez más tenso ante la posibilidad de que las cuentas regionales salgan finalmente adelante con el voto de Juan Ramón Carrancio, al que el resto de grupos de la oposición tacha de trásfuga e insisten en llamar el «diputado 18» por haber sumado su voto en varias ocasiones a los 17 de PRC y PSOE. Tanto es así que los grupos parlamentarios de Podemos y PP y el diputado de Ciudadanos, Rubén Gómez, han presentados sendas proposiciones no de ley con las que, principalmente, instan al Gobierno de Cantabria a que no negocie y apruebe los presupuestos para 2018 con el apoyo de un «tránsfuga».

Enmiendas a la totalidad

Partido Popular
La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha registrado hoy las dos enmiendas a las totalidad que presenta su grupo parlamentario a un presupuesto para 2018 en el que «todo es irreal» y a la Ley de Acompañamiento y a la reforma fiscal que contiene. Buruaga ha destacado que su grupo considera que la «subida de impuestos» a los cántabros es «motivo más que suficiente» para pedir al Gobierno regional la «devolución» de su proyecto de presupuestos. En opinión de la líder de los populares cántabros, el presupuesto elaborado por regionalistas y socialistas supone «una carga» para las familias y «un freno» a la actividad económica en una región que, subraya Buruaga, «está a la cola de España en crecimiento económico y creación de empleo». También ha hecho hincapié en que el presupuesto se ha diseñado con una previsión de crecimiento que es irreal, como también lo es la de ingresos, que están «inflados en al menos 79 millones de euros».
Podemos
El partido morado ha registrado su enmienda a la totalidad al considerar que el presupuesto presentado por PRC y PSOE es «constitucionalmente ilegítimo» y «dañino» para la ciudadanía y ha hecho lo propio en relación al proyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, la conocida como 'ley de acompañamiento', porque a su juicio «empeora la capacidad económica de las clases populares y no mejora la Administración». Podemos ha solicitado la devolución al Gobierno de su proyecto de ley de Presupuestos para que los elabore de nuevo al considerar que su propuesta para las cuentas de 2018 «se aleja de los principios rectores de la política social y económica consagrados en la Carta Magna».
Ciudadanos
El diputado de Ciudadanos, Rubén Gómez, ha justificado su enmienda a la totalidad en el hecho de que, con estas cuentas, el Ejecutivo regional coge el «camino fácil de meter la mano en el bolsillo de los cántabros» con una subida de impuestos «que no tiene sentido». Gómez ha criticado la actitud del Gobierno regional en la negociación de sus presupuestos para el año que viene, en la que, en su opinión, «actúa como si tuviera mayoría absoluta». Gómez, que también ha presentado una enmienda a la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, ha subrayado que el Gobierno «se está comportando de una manera que no se ha visto en este Parlamento a lo largo de la legislatura» y que señala como «algo propio» de cuando había mayorías absolutas.

La oposición coincide en considerar que el abandono de Juan Ramón Carrancio de Ciudadanos, el partido con el que concurrió a las elecciones, es un «claro caso de transfuguismo».

Tanto el PP como Rubén González insta al Gobierno a «negociar únicamente» con los partidos políticos que legítimamente representan a los cántabros en esta Cámara, mientras que el diputado de Ciudadanos insiste en que el caso de Carrancio es un «claro caso de transfuguismo político».

Los populares lamentan que esta práctica, que «parecía haber desaparecido» de la política de Cantabria «vuelve a estar de actualidad», por lo que debería ser «censurada de forma tajante» por las formaciones democráticas representadas en la Cámara.

La dureza con la que el PP critica en el Parlamento no se refleja en el Ayuntamiento de Santander, donde su partido ha sacado adelante los presupuestos con el voto de David González, otro exmiembro de Ciudadanos que ahora ejerce como concejal no adscrito.

En el caso de Podemos, su proposición de ley exige que se aprueben los presupuestos para los años 2018 y 2019 con el apoyo de «uno o varios» de los partidos políticos que se presentaron a las elecciones de 2015 y que tienen representación en el Parlamento.

En caso de que eso no se produzca, y el Gobierno no tenga el apoyo de uno de esos partidos, Podemos le pide al Ejecutivo que «haga cuanto sea necesario para quedarse en minoría en la Cámara, de manera que no se altere el mandato de la ciudadanía» . También pide que esas condiciones se apliquen al resto de iniciativas que son sometidas a votación en comisiones, el hemiciclo o la Mesa.

«Premio Nobel a la hipocresía»

A todo ello, el secretario de Organización del PRC, Rafael de la Sierra, ha reaccionado proponiendo a todos estos partidos «al Premio Nobel de la Hipocresía, sobre todo al PP».

«Es auténticamente impresentable que nos haga un introito (introducción) a su propuesta como si fueran totalmente ajenos a una situación de corrupción, de presión a los cargos públicos, compra de votos, de diputados o de alcaldes, que es total y absolutamente responsabilidad del PP de Cantabria», ha afirmado en declaraciones a los periodistas. Al tiempo ha aprovechado para lanzar una puya al PP y la división interna que vive el partido desde su ultimo congreso y ha apuntado que no sabe si, por ejemplo, los diputados del PP estarían dispuestos a garantizar que cumplirían lo que les diga su partido porque «ya en varias ocasiones han dicho que no hacen caso al partido, nada más que al grupo, donde tienen mayoría».

DM

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos