Los díscolos del PP recusan a los jueces López del Moral y Paz Hidalgo

Los díscolos del PP recusan a los jueces López del Moral y Paz Hidalgo

Los firmantes de la querella contra la presidenta popular Sáenz de Buruaga quieren apartar a los magistrados del caso y que resuelvan otros su recurso de súplica contra el archivo

CONSUELO DE LA PEÑA SANTANDER.

Tras los meses de estío, vuelven las escaramuzas al PP. Los tres militantes que firmaron la querella contra la nueva presidenta del partido en Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, han retomado la refriega judicial.

No solo han recurrido en súplica el auto judicial que rechazó la querella, sino que, a renglón seguido, han recusado a dos de los tres magistrados que tomaron esa decisión.

Quieren apartar del caso al presidente del Tribunal Superior de Justicia del Cantabria (TSJC), José Luis López del Moral, y a la juez Paz Hidalgo, ponente de la resolución, por sus supuestos lazos con el PP y que sean otros jueces quienes resuelvan la súplica. Alegan que López del Moral ocupó un cargo público en la comunidad de Madrid durante la presidencia de Alberto Ruiz Gallardón y que Hidalgo es magistrada a propuesta del PP.

El exconsejero de Cultura Miguel Ángel Serna, su exdirector general Joaquín Solanas y el exdiputado Carlos Bedia registraron el pasado 26 de julio una querella en el TSJC, dado el aforamiento de Sáenz de Buruaga por su condición de diputada regional.

En ella, la acusaban de presuntas irregularidades en el proceso congresual del partido, en el que Buruaga fue elegida presidenta del PP tras obtener cuatro votos más que su rival, Ignacio Diego. Los 'dieguistas' no asumieron esa derrota porque, a su juicio, hubo tongo y emprendieron una serie de acciones judiciales, tanto en el ámbito civil (en trámite) como penal, para enmendar el resultado.

Los tres afiliados del PP, especialmente beligerantes con Buruaga y su equipo, denunciaron que miembros de la candidatura de Buruaga pagaron las cuotas de 491 militantes utilizando la cuenta corriente de una persona con discapacidad de Laredo, un asunto sobre el que ya se pronunció la Audiencia de Cantabria acordando su archivo.

En la querella se acusaba también a la extesorera y actual secretaria general del PP, María José González Revuelta, y a la gerente del partido, Jesusa Sánchez Gómez, de un presunto delito electoral y otro de revelación de secretos. Los querellantes denunciaron también la cesión no consentida de datos protegidos de carácter personal de afiliados y/o compromisarios.

De García Oliva y Movilla a Acayro Sánchez

Las estadísticas revelan que las recusaciones a jueces son escasas y no prosperan. El que fuera titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Castro Urdiales, Luis Acayro Sánchez, ha sido recusado en dos ocasiones y ambas fueron archivadas.

Le quiso apartar del proceso el exalcalde de Castro, Fernando Muguruza, y no sólo no lo consiguió sino que el propio juez le embargó el sueldo por no pagar las costas de la recusación.

Después fue un preferentista el que quiso expulsarle de otro proceso sin conseguirlo.

En 1994, el expresidente Juan Hormaechea recusó sin éxito a los magistrados Mario García Oliva y Claudio Movilla; seis años después el Constitucional anuló la sentencia y obligó a repetir el juicio con otros jueces.

Pero la Sala de lo Civil y Penal, presidida por José Luis López del mora, e integrada por Paz Hidalgo y José Ignacio López Cárcamo, no entró en cuestiones de fondo y bastó una mañana para inadmitir la querella al considerar que los hechos denunciados no son delito.

Fue el tercer revés judicial que recibieron los afiliados rebeldes en el ámbito penal, pero en este caso escoció especialmente porque la querella se archivó sin practicar ninguna prueba. Por eso, nada más comenzar la actividad judicial tras el periodo inhábil de agosto han vuelto a la carga y han recurrido en súplica esa inadmisión. Pero quieren que la resuelvan otros jueces. De ahí que acto seguido hayan recusado a dos de los magistrados del tribunal por sus supuestos vínculos con el PP.

Argumentos

De Paz Hidalgo, ponente del auto de archivo, argumentan que fue nombrada magistrada por el Consejo General del Poder Judicial en mayo de 2015 a propuesta del PP, además de su relación de amistad con la actual cúpula popular. Hidalgo es abogada y desde 1990 desempeñaba su labor como jefa del servicio jurídico de la Seguridad Social de Cantabria. Su nombramiento como magistrada autonómica de la Sala de lo Civil y Penal se produjo por la vía reservada a juristas de reconocido prestigio.

No es la primera vez que se quiere apartar a Hidalgo de un proceso por sus supuestas conexiones con el PP. Dos de los encausados en el llamado 'caso Racing', Emiliano Garayar y Jacobo Montalvo, pusieron en duda su imparcialidad y pidieron que fuera expulsada del proceso. El incidente fue resuelto por López del Moral, que lo inadmitió al considerar que se había presentado fuera de plazo.

Los afiliados del PP recusan también al propio López del Moral porque fue director general de Justicia de la Comunidad de Madrid durante la presidencia de Ruiz Gallardón, lo que, a su juicio, le inhabilita para resolver la querella contra Buruaga. Ahora, la Sala de lo Civil y Penal tendrá que decidir si admite las recusaciones, en cuyo caso nombrará un instructor que dará traslado a las partes y al fiscal para que se pronuncien. Mientras tanto, el recurso de súplica quedará sobre la mesa.

Fotos

Vídeos