Pitma controla el 61% del Racing tras la última operación

Alfredo Pérez y Pedro Ortiz, copresidentes de Pitma, en el palco de los Campos de Sport. /Celedonio Martínez
Alfredo Pérez y Pedro Ortiz, copresidentes de Pitma, en el palco de los Campos de Sport. / Celedonio Martínez

El conglomerado dirigido por Alfredo Pérez y Pedro Ortiz controla las acciones a través de la sociedad Management Professional Sports

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

El Grupo Pitma controla el 61% del capital social del Racing, según especifica el informe de gestión anual que se someterá mañana a aprobación de los accionistas. Lo hace a través de Management Professional Sports Developement SL, la firma con la que el conglomerado cántabro desembarcó desde un principio en la SAD y con el que amplió después su participación al hacerse cargo de la representación de Inmoarrabi y títulos de otros accionistas con menos representación, entre ellas una parte de la de José Emilio Criado y de Artipubli.

Tras la última ampliación, aprobada precisamente en la Junta General de Accionistas del año pasado, el Racing tiene un capital social de 3.917.720 euros. En aquella ocasión había sido el propio Grupo Pitma el que había inyectado 1,2 millones de euros para aumentar el capital social, entonces de 2,7 millones , en un 30% tras haber inyectado vía crediticia 1,2 millones de euros.

El Racing no ha conseguido así el objetivo de la atomización del accionariado que persiguieron las dos directivas que se han sucedido desde el desalojo de Ángel 'Harry' Lavín y Francisco Pernía y el final de la Era Okupa. Las dificultades heredadas -fundamentalmente la urgencia económica- y el posterior incumplimiento del Gobierno de Cantabria, que se había comprometido a firmar un contrato de patrocinio, lo impidieron

Aquella propuesta de contrato generó gran controversia, puesto que hubiera significado una nueva inversión de dinero público en el Racing, que lo propuso del mismo modo que otras empresas cántabras, lo que no impidió que el Ejecutivo se comprometiera públicamente a firmar ese acuerdo de patrocinio tras encargar un informe a la Universidad de Cantabria que defendía la rentabilidad de la inversión. Sin embrago, el Gobierno incumplió su compromiso y el acuerdo del Consejo de Gobierno, lo que derivó en un cambio de estrategia del Racing, que se vio obligado a convencer a su ya accionista de referencia para que saliera al rescate a cambio de hacerse con una participación mayor.

Así es como el Grupo Pitma, a su vez patrón y patrocinador del Racing, se ha hecho con una participación mayoritaria. El resto del accionariado sí que tiene una gran atomización, máxime si se tiene en cuenta que el grupo presidido por Alfredo Pérez y Pedro Ortiz ha adquirido precisamente las participaciones de otros socios mayoritarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos