Aparecen destruidas cuatro cruces del siglo XVI de la iglesia de Penagos

Cuatro de las doce cruces existentes en el cierre perimetral de la iglesia de San Jorge, la ventana de la sacristía, el tablón de anuncios y un cartel indicador han sido los principales elementos dañados por los vándalos./DM
Cuatro de las doce cruces existentes en el cierre perimetral de la iglesia de San Jorge, la ventana de la sacristía, el tablón de anuncios y un cartel indicador han sido los principales elementos dañados por los vándalos. / DM
Penagos

El Ayuntamiento pide colaboración ciudadana para localizar a un grupo de jóvenes que caminaba por la zona durante la madrugada en la que se produjeron los destrozos

HÉCTOR RUIZ PENAGOS

Las 12 cruces de la iglesia de San Jorge de Penagos, Bien de Interés Cultural, forman ahora más que nunca un auténtico vía crucis. Este domingo el templo amaneció con varios desperfectos producidos por actos vandálicos, lo cual denunció ayer ante la Guardia Civil el párroco de la iglesia, Leonardo Acevedo García. Aunque, por el momento, se desconoce la identidad del responsable, un vecino del municipio aseguró haber visto a un grupo de hasta seis personas merodeando por el lugar la noche en la que se produjeron los actos.

La peor parte se la han llevado cuatro de las 12 cruces de piedra que, hasta este fin de semana, reposaban sobre el muro que rodea la iglesia. Aunque no se conoce con exactitud la antigüedad de las esculturas, lo más probable es que daten de la construcción de la iglesia, entre 1585 y 1589. Los responsables de que ahora cuatro de las cruces estén en el suelo hechas pedazos también arrancaron el tablón de anuncios de la parroquia, rompieron una ventana de la sacristía y, además, causaron daños a un cartel indicador de la Casa Parroquial Pino, ubicado en una carretera a unos dos kilómetros de la iglesia. «Es muy curioso que se hayan desplazado tanto para provocar los daños», apuntó el alcalde de Penagos, José Carlos Lavín.

El párroco de la iglesia fue el encargado, previa consulta al Obispado, de interponer la denuncia ayer en la Guardia Civil, que acudió al lugar para comprobar los desperfectos y realizar fotografías de los mismos. «Yo he estado haciendo memoria a ver si he discutido con alguien que haya podido hacer esto y la verdad que no se me ocurre nada», recalcó Acevedo a este periódico poco después de acudir a la Guardia Civil.

Hasta el momento, la única información con la que cuentan es el testimonio de un vecino que afirma haber visto, tal y como señaló el alcalde, a «un grupo de chavales transitando por la zona de la iglesia a la hora en la que suponemos que ocurrió todo». Según sus indicaciones, se trata de cinco o seis individuos vestidos con ropa oscura y que subieron caminando desde Penagos a San Jorge en la madrugada del sábado al domingo en torno a la una de la madrugada. En busca de algún dato más que pueda ayudar a esclarecer las identidades de los componentes de ese grupo, desde el Consistorio se ha pedido colaboración ciudadana. «Toda información, por insignificante que sea, puede servir de gran ayuda», y añaden que la identidad de los informadores se «mantendrá de una forma anónima y confidencial».

La iglesia fue declarada Bien de Interés Cultural en el año 1994. A pesar de su antigüedad, no se recuerdan daños en su estructura tan importantes como los recién ocurridos, a excepción de la rotura, durante unas fiestas hace años, de una de las 12 esculturas del vía crucis. Aunque todavía no se sabe a cuánto ascenderá la rehabilitación de los desperfectos, el alcalde ya se ha comprometido a hacerse cargo de la inversión, de lo cual Acevedo se muestra agradecido. puesto que «para la parroquia sería demasiado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos