El juez archiva una de las dos causas por el derrumbe de la calle Sol al retirar la denuncia los perjudicados

Celedonio

El rebaje del nivel del suelo del Máster «podría constituir delito de daños por imprudencia grave», dice el tribunal. Sin embargo, el Código Penal exige denuncia del agraviado

DM .Santander

El titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de Santander ha dictado auto de sobreseimiento provisional de la causa abierta a raíz del derrumbe del edificio en la calle del Sol el pasado mes de julio. Según explica la resolución, los denunciantes –propietarios del local que estaba siendo reformado, cuyos titulares son Marta Gutiérrez Miméndez e hijos- han renunciado a la acción penal, por lo que no cabe continuar con la causa.

De la documentación remitida al juez se desprende la existencia de «indicios de que el derrumbe pudo traer su causa en la realización de obras en el local que excedieron los trabajos autorizados». Se refiere, en este sentido, al rebaje del nivel del suelo del Máster y a la debilitación del muro de carga en la fachada noroeste.

Leer más

«Tal conducta –añade el auto- podría constituir delito de daños por imprudencia grave». Sin embargo, dado que el Código Penal exige denuncia del agraviado y teniendo en cuenta que los denunciantes han renunciado procede el archivo provisional de la causa.

Por otro lado, el Juzgado de Instrucción nº 5 de Santander sigue adelante con otra denuncia presentada por la formación política Ganemos por los mismos hechos. La concejala Tatiana Yáñez-Barnuevo recordó que interpuso su demanda para que se investigue el «evidente trato de favor en la tramitación de las licencias de obra solicitadas por Guillermo Vega», uno de los dos socios de Dos Imanes Producciones, «empresario que obtuvo diversos negocios con el Ayuntamiento de Santander bajo el mandato del anterior alcalde, Íñigo de la Serna, del que fue compañero de aula y amigo de la infancia».

El Ayuntamiento pidió, en su momento, explicaciones expresas al promotor de las obras en el local de hostelería (Dos Imanes Producciones), al contratista (Millán-IC Multiservicios) y al director técnico, de la empresa Tainsa. Este expediente, al que el Consistorio ha incorporado las alegaciones de los vecinos, sigue su curso en los despachos, pero si un juez llegara a abrir diligencias, el documento no podrá seguir tramitándose.

El expediente sancionador municipal se abrió tras detectar el equipo de gobierno que en las obras que se estaban ejecutando para acondicionar la antigua coctelería Máster como bar de copas «los trabajos autorizados por el Ayuntamiento se habrían excedido» y podría ser considerado «falta grave», que es la máxima que contempla la Ley del Suelo para este tipo de infracciones. Si finalmente la instructora concluyera que ha existido esa falta grave, la multa podría llegar hasta los 15.000 euros.

También podría suponer la obligación de los responsables de reponer los bienes afectados a su estado anterior y de abonar las indemnizaciones que se deriven por daños y perjuicios, mientras que se podría inhabilitar hasta cuatro años a los susodichos para obtener subvenciones municipales, así como prohibirles contratar con el Ayuntamiento.

Mientras tanto, cinco propietarios de la calle del Sol siguen sin poder volver a sus casas. Y no lo harán hasta dentro de cinco meses, al menos. Después de cerrarse el estudio encargado para asentar los pisos ubicados en la parte central del inmueble, habrá que ejecutar las obras que se necesiten, lo que significa que la segunda tanda de vecinos -los primeros, los del lado menos afectado, ya regresaron- no podrá volver hasta primavera, más o menos.

Fotos

Vídeos