Miles de personas, en los conciertos del Rebujas este fin de semana
Miles de personas, en los conciertos del Rebujas este fin de semana / Cavia

El Rebujas Rock cierra una "edición histórica" con más de 15.000 personas

  • El festival de San Mateo de Buelna supera el récord de asistencia en su vigésima edición: "Ha sido un éxito rotundo", dice la organización

El pequeño pueblo de San Mateo de Buelna volvió a convertirse este año más en la capital de la música, con un Rebujas Rock "histórico" que este fin de semana cumplía su vigésima edición congregando, según la organización, a más de 15.000 personas rendidas ante grupos como La Raíz, que se estrenaba en Cantabria. El presidente de la Asociación Rebujas, Rubén García, incidió en que se han superado las cifras de asistencia de cualquiera de las ediciones pasadas y reconoció que "es difícil describir los sentimientos que nos recorren tras celebrar la vigésima edición con un éxito tan rotundo".

La Raíz actuaba por primera vez en Cantabria, y lo hacía en el festival de rock más importante de la región ante más de 15.000 seguidores. Los de Gandía se han convertido en el grupo del año, y muestra de ello es que su videoclip Rueda la Corona supera los dos millones de visualizaciones. Un concierto de marcado mensaje político y de reivindicación de la Memoria Histórica que marco el festival decano de la región.

Los integrantes del grupo se vieron sorprendidos cuando en el arranque de su primer tema tuvieron que dejar al público que siguiera la canción. En mitad de uno de sus éxitos, Rueda la Corona, Pablo, cantante de La Raíz, mostró su agradecimiento a la Asociación Rebujas por la organización de un festival de estas características. Además recordó la figura de Gabriel Gutiérrez Laguillo 'Gaby', ex presidente de la asociación, y quien tras su fallecimiento se recuerda año a año en la cita musical de San Mateo.

El grupo de Suances Sez-Naus abrió el Rebujas con una rigurosa puntualidad. En la actuación Sez-Naus se empezaba a vislumbrar la gran asistencia al festival.

Tras los cántabros, los jóvenes asturianos de Misiva hicieron vibrar al público con sus canciones tanto en asturiano como en castellano. Misiva es una banda prometedora dentro del panorama del rock, con un gran futuro y así lo hicieron ver en el festival de San Mateo.

Después de los asturianos un año más Usera (Madrid) y San Mateo de Buelna (Cantabria) reafirmaron lazos comunicantes, y es que Desastre es la decimoquinta vez que toca en el festival cántabro, un concierto repleto de los clásicos más importantes de la banda madrileña, entre los que se encuentra la canción Que No Amanezca, himno del festival y que contó con la colaboración de Yelko, un joven músico del valle, miembros de la organización y su fiel seguidor Héctor.

Además, durante el concierto colaboró un joven batería de 11 años, que toco un tema con la banda madrileña. Por otro lado en mitad del concierto García dio las gracias al público por estas veinte ediciones "y por otras veinte ediciones más". Miembros de los grupos Mala Reputación y Yo no las Conozco presenciaron el concierto desde el backsatege.

Lendakaris Muertos volvió al festival tras su última actuación hace seis años, con un director abrumador en el que hicieron vibrar a todo el público asistente en La Campa del Pilaro gracias a canciones como Oso Panda, Gora España o Centro Comercial.

Tras La Raiz, llego el momento de la música más dura de la noche con el concierto de Rat-Zinger.

En unos días se hará balance y, pronto, a preparar la cita con septiembre del próximo año tras haber vivido una cita "que no dejó indiferente a nadie, y es que la afluencia masiva de gente, el buen ambiente reinante y el tiempo, hicieron de esta edición del Rebujas Rock, una edición histórica, que quedara para siempre en el recuerdo colectivo del pueblo".

En la rueda de prensa posterior al festival García ha querido agradecer "a todos los voluntarios, miembros de seguridad, empresas colaboradoras, vecinos del pueblo y especialmente a los técnicos de sonido y luces de Musical Toby todo su esfuerzo, ya que sin ellos este festival no sería posible".

"Le pese a quien le pese, el pueblo y la asociación sin apenas ayuda y apoyo hemos conseguido que el Rebujas sea uno de los festivales referentes del estado", concluyó Rubén García.