Destrozos vandálicos en un observatorio de aves de la Marisma de Alday

El 'Observatorio del Aguilucho Lagunero' es utilizado por aficionados a la ornitología y a la observación de aves, pero los fines de semana sirve de refugio para hacer botellón./
El 'Observatorio del Aguilucho Lagunero' es utilizado por aficionados a la ornitología y a la observación de aves, pero los fines de semana sirve de refugio para hacer botellón.

Vallas arrancadas, tablones del suelo levantados y un gran boquete en una de las paredes son algunos de los desperfectos causados en este espacio natural que se usa para hacer botellón los fines de semana

DM .Santander

Uno de los observatorios de aves instalados en la Marisma de Alday por Fundación Naturaleza y Hombre fue encontrado el lunes con graves desperfectos, supuestamente provocado por una acción vandálica. Una cuadrilla de trabajadores de la Fundación Naturaleza y Hombre, que gestiona ese espacio natural, se encontró en la mañana del lunes con varias vallas arrancadas (tanto en el propio observatorio como en una de las pasarelas que circundan la marisma), los tablones del suelo del observatorio levantados y un gran boquete en una de las paredes, además de otros pequeños desperfectos.

Los tablones arrancados se pueden ver ahora tirados junto a la caseta, y una cinta impide la entrada, pues hay riesgo de pisar clavos o de caídas debido a la falta de barandilla y a la presencia de varios boquetes. El 'Observatorio del Aguilucho Lagunero' (ese es el nombre que le han puesto en la Fundación) es utilizado por aficionados a la ornitología y a la observación de aves, y permite tomar fotografías sin ahuyentar a la fauna que vive en la marisma, pero los fines de semana sirve de refugio para celebrar botellón.

Antonio Urchaga, coordinador del Anillo Verde, lamenta estos daños "en una instalación de uso público" y ha señalado que intentarán repararlos "cuanto antes". No es la primera vez que la Marisma de Alday sufre actos vandálicos, pues en el plazo de ocho meses se han hecho pintadas, se han dañado los paneles divulgativos, e incluso se ha prendido fuego en uno de los miradores, aunque esa vez no hubo que lamentar daños importantes.

La Fundación Naturaleza y Hombre ha anunciado que presentará una denuncia ante el cuartel de la Guardia Civil.