Orgullo campurriano en Santander

En primer término y de izquierda a derecha, Pedro Manuel Martínez, Gema Igual, Luis Alberto Pindado, Ignacio de Blas, Alicia Cañas, José Miguel Barrio y Pedro Luis Gutiérrez. Detrás, los integrantes de la Ronda Pico Cordel. /
En primer término y de izquierda a derecha, Pedro Manuel Martínez, Gema Igual, Luis Alberto Pindado, Ignacio de Blas, Alicia Cañas, José Miguel Barrio y Pedro Luis Gutiérrez. Detrás, los integrantes de la Ronda Pico Cordel.

La pintora Alicia Cañas recibe la Pantortilla de Oro y la planta de Gamesa Reinosa, la Flor de Nieve

ERNESTO SARDINASantander

La de ayer fue una jornada de orgullo, de emociones y de reivindicación en la capital de Cantabria. La Peña Campurriana de Santander, que estrenaba directiva en esta gala, hizo entrega de sus máximas distinciones. Así, la pintora Alicia Cañas recibía la Pantortilla de Oro, mientras que la Flor de Nieve reconocía a Gamesa Reinosa; galardón que se personificó en Luis Alberto Pindado, máximo responsable de la planta hasta su jubilación a principios de año.

La jornada comenzó en la parroquia de San Roque con la tradicional misa, una ceremonia que ofició este año el sacerdote campurriano Carlos Valiente y que cantó la Ronda Pico Cordel, ganadora del Certamen de San Mateo. Sus voces sonarían con posteridad en el salón del Hotel Santemar, el lugar elegido de nuevo por la peña para la celebración de la gala.

Cerca de 170 personas disfrutaron de la comida, con sus tradicionales platos a base de sopa de ajo, morcilla, lechazo y la degustación de pantortillas y arroz con leche para el postre. En la mesa principal, junto a los homenajeados, el presidente de la peña, Ignacio de Blas; los alcaldes de Reinosa, Campoo de Enmedio y Hermandad de Campoo de Suso, José Miguel Barrio, Pedro Manuel Martínez y Pedro Luis Gutiérrez, respectivamente, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual. La regidora santanderina hacía historia al convertirse en la primera representante del Consistorio que acudía a este acto.

Igual, que felicitó a los premiados, aseguró que «en Santander viven muchos campurrianos y recordó que todos somos cántabros y nos tenemos que ayudar y acompañar». «Me siento entre amigos y por eso quiero brindar toda la suerte y ayuda posible a la peña. Esta es vuestra casa, la de todos», aseguró.

La alcaldesa también desveló el nombramiento de Mon Fernández, locutor de Radio Tres Mares y presentador de la gala de ayer como Marcero Mayor de Santander este año. Precisamente fue Fernández, quien tras una introducción elaborada y graciosa, en la que jugó con los topónimos campurrianos y los apellidos de los asistentes al acto, introdujo el primer galardón de la tarde, la Pantortilla de Oro para Alicia Cañas.

La reinosana, que no dejó de insistir en su amor por la tierra, por la comarca, la que da «sentido a mi obra y me seduce», hizo un repaso a su trayectoria desde sus primeras acuarelas en Vista Alegre, hasta la última exposición colectiva con sus alumnas en La Casona de Reinosa, «la que más mimo», aseguró. Cañas también habló de sus técnicas e influencias, en especial del realismo contemporáneo, «con el que más me identifico». «Me siento muy orgullosa con este reconocimiento y agradezco que me lo hayan concedido, pues me incluye además dentro del reducido grupo de mujeres que lo han recibido», concluyó.

«Una empresa puntera»

La Peña Campurriana de Santander entregó su otra distinción, la Flor de Nieve, a Gamesa Reinosa. La planta, manifestaron, arrancaba su historia en 1930 bajo la denominación de Constructora Nacional de Maquinaria Eléctrica SA (Cenemesa) y en sus 87 años de historia ha vivido «momentos buenos, malos y de gran incertidumbre». En los últimos años, ya como Gamesa, la empresa «se ha reinventado, adelantándose a su tiempo y apostando por las nuevas tecnologías». El resultado, subrayaron, es «una planta puntera, un motor para la comarca que vive un momento de bonanza absoluta con mucho recorrido e implantación internacional, algo que está generando empleo».

La peña personificó estos datos en Luis Alberto Pindado, que en los últimos trece años empezó como aprendiz hace 48 ha estado al frente de una factoría que actualmente da trabajo a cerca 300 personas de forma directa y a casi a 600 indirectamente.

Pindado, en nombre de Gamesa y en el suyo propio, reconoció el trabajo de todas las personas que durante la historia de la factoría han estado al frente de la misma, «aportando su granito de arena para hacer grupo, al igual que el de los agentes sociales, que han colaborado en ello y el de todas las autoridades que en el transcurso de los tiempos y en especial en los momentos difíciles han tenido su aportación positiva».

Entre los respectivos premios, los regidores campurrianos y la alcaldesa de Santander entregaron a los galardonados sendos escudos de Reinosa y Enmedio y las réplicas del Palacio de la Magdalena y el Castillo de Argüeso. También reconocieron la labor de la peña, de la nueva directiva y del presidente saliente, José Luis Monreal, objeto de numerosos elogios y muestras de cariño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos