Adiós Carnaval, hola Cuaresma

Viudas, viudos y numeroso público asistieron a la quema de la Sardina en Santander./Antonio 'Sane'
Viudas, viudos y numeroso público asistieron a la quema de la Sardina en Santander. / Antonio 'Sane'

Camargo entierra este lunes al Cachón mientras que Santoña o Laredo seguirán con las celebraciones el próximo fin de semana Localidades de toda la región celebraron ayer el final de la fiesta con el Entierro de la Sardina

DM .
DM .Santander

El Entierro de la Sardina puso este domingo el punto final al Carnaval en muchas localidades de la región aunque en algunas otras, como es el caso de Carmargo, la fiesta continúa hoy con el entierro del Cachón. Santoña también seguirá de fiesta y será el próximo sábado cuando celebrará el tradicional Juicio en el Fondo del Mar y una semana más tarde cerrará el calendario festivo con el Día del Aldeano. Y tampoco en Laredo acaban los festejos, porque allí a la sardina aún le queda una semana.

En Santander, los miembros de las charangas y comparsas acudieron a despedir al pez, lo que simbólicamente da inicio a la Cuaresma. Viudas y viudos se dieron cita en el Palacio de los Deportes para asistir al responso de la Sardina y desde este lugar la comitiva fúnebre se desplazó hasta el Parque de Las Llamas donde tuvo lugar la quema. El fin de fiesta lo puso la gran chocolatada que se repartió entre los asistentes en el Palacio de los Deportes.

Torrelavega despidió su carnaval con el entierro infantil de la sardina en el pabellón La Habana Vieja, fiesta que contó con la participación de numerosos pequeños y sus familias. De animarla se ocupó el grupo Tick-Tack y, una vez más, se repartió entre los niños una enorme sardina elaborada con dulces por la pastelería Zapata. El programa concluyó, como es habitual, con el reparto de chocolate donado por el Horno San José entre todos los asistentes.

La jornada dominical del carnaval de Laredo estuvo dedicada a los más pequeños, que se dieron cita bajo la carpa de Carnaval Animación. Allí se celebró un concurso de disfraces y el grupo La Glüps Band fue el encargado de amenizar la tarde con música y juegos. Los niños también pudieron disfrutar de hinchables y una chocolatada. El carnaval pejino concluirá el sábado próximo con el Entierro de la Sardina, que comenzará con la concentración de viudos y viudas que asistirán a la representación el 'Cuaresmatis Carnavalorum' a cargo de Aldaba Teatro. A continuación, la 'Sardina' será conducida hasta la Playa La Salvé, donde se recitará la 'Letanía a la difunta sardina' y se procederá a su quema.

En Castro Urdiales, el ambiente carnavalesco llenó todos los rincones. Los gigantes y cabezudos recorrieron las calles acompañados de la Agrupación Musical La Salvé y la hora del vermú estuvo amenizada por la peña Los Mezclaos con su chiqueteo musical. Por la tarde, más música y baile gracias a Raspu y sus 'Tardes de Bailables' en la carpa del Ayuntamiento con rumbas, pasodobles y bailes en línea.

El buen tiempo de ayer animó a los camargueses a participar en el Gran Desfile de carnaval que recorrió el casco urbano en un animado y colorido pasacalles. La comitiva estuvo llena de música en directo, luces de colores y, sobre todo, originalidad y ganas de pasarlo bien. Y es que por las calles de Maliaño-Muriedas pasearon caracoles luminosos, flores andantes, caballeros venidos de la luna, Don Quijote y Sancho Panza e, incluso, los emoticonos del whatsApp

Tras el desfile, en el que tomaron parte grupos locales y agrupaciones llegadas de otros puntos de Cantabria, se celebró en la Plaza de la Constitución el baile y posterior concurso de carnaval, que repartió más de 4.000 euros en premios.

El Astillero también enterró ayer la sardina, una fiestas que se iniciaba a media tarde en la Plaza del Mercado, donde se celebró el velatorio, con reparto de chorizo y salchichas y el espectáculo familiar 'Locos por el ritmo'. Seguidamente, la comitiva de viudos y viudas partió desde la Plaza del Mercado hasta el muelle, donde tuvo lugar la quema del pez. El recorrido estuvo amenizado por la Charanga El Cancaneao.