El PP anuncia 374 nuevas afiliaciones y alcanza la «cifra récord» de 14.193 inscritos

María José Sáenz de Buruaga./Celedonio
María José Sáenz de Buruaga. / Celedonio

Sáenz de Buruaga evita ante la Junta Directiva los problemas internos y destaca las nuevas incorporaciones

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

Lejos de ser un lastre como cabría esperar, parece que las luchas de poder, la fractura del partido en dos y la mayor crisis interna de los últimos 20 años, que ha terminado en una batalla judicial por presuntas irregularidades en el último congreso regional, ha sido todo un revulsivo para el Partido Popular. La formación presidida por María José Sáenz de Buruaga sacó ayer músculo y anunció ante su Junta Directiva la incorporación de 374 nuevos afiliados hasta alcanzar el «récord» de 14.193 inscritos, una cifra que «casi triplica a las 72 altas de 2015 y las 86 incorporaciones de 2016». «Estamos trabajando para abrir este partido a la sociedad y lo estamos consiguiendo, pese a las dificultades», afirmó en una reunión a puerta cerrada Sáenz de Buruaga, que el pasado marzo ganó por cuatro votos la Presidencia del PP a Ignacio Diego. Así destacó que «el partido no sólo está ensanchando su base social, sino que además se está incorporando gente de una franja de edad que hacía mucho que no se acercaba al partido y que garantiza el relevo generacional». De hecho, 180 de las nuevas altas corresponden a solicitudes tramitadas por jóvenes por debajo de los treinta años de edad.

Los datos anunciados por el PP llegan en mitad de una crisis interna sin precedentes, cuando nueve los 13 diputados están enfrentados a la actual dirección y en plena 'euforia naranja', con Ciudadanos sumando afiliados cada día y algunos procedentes de las filas populares. Sin embargo, a pesar de esta radiografía, Sáenz de Buruaga celebró que en el PP «somos más, pero lo importante es que seamos más cercanos, más próximos a la sociedad, para conectar mejor con ella, recoger mejor sus inquietudes y plantear mejor las respuestas y soluciones que nos demanda».

La presidenta destacó otros datos relativos a la actividad interna del partido en el último año, como la puesta en marcha de diez grupos de trabajo sobre distintos temas que reúnen a afiliados, expertos y profesionales independientes. En total, más de 150 personas integran estos grupos, cuya tarea es «elaborar diagnósticos acerca de la realidad de Cantabria y propuestas que más adelante incorporaremos a nuestro programa electoral».

También se hizo un repaso a los diferentes foros programados en las últimas semanas, a las acciones de formación y a la ruta social, así como a distintas actividades programadas para los próximos meses, con el objetivo de «abrir el PP a la participación de todos y conectar mejor con la mayoría de la sociedad». «Queremos que la sociedad de Cantabria nos perciba como verdaderamente somos: un partido cercano, a pie de calle, que escucha y dialoga y que está implicado en lo que verdaderamente importa a los ciudadanos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos