Beitia insiste: «Nadie sobra en este equipo»

Paseo por El Sardinero al acabar el acto / R. Ruiz/ Héctor Díaz

Pablo Casado presenta en Santander a las candidatas a la alcaldía y la comunidad autónoma y destaca su apuesta por tres mujeres para el futuro de Cantabria

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

Por primera vez en Cantabria, dos mujeres encabezarán las principales listas del Partido Popular a las elecciones: la de la Presidencia regional y la del Ayuntamiento de Santander. El encargado de presentarlas ha sido el líder del partido, Pablo Casado, que se ha desplazado a Santander en un acto en el que, además, se trataba de suavizar las tensiones de los últimos días, tras la imposición desde Madrid de la candidatura de Ruth Beitia a la presidencia regional, por encima de la líder del partido María José Sáenz de Buruaga. Por eso las palabras de Casado han sido para ensalzar a las tres. «Tenemos un gran partido», ha dicho el líder de los populares que ha acudido acompañado del vicesecretario de Organización, Javier Maroto, y que ha contado con cientos de simpatizantes que han abarrotado uno de los salones del hotel Santemar.

Por eso ha iniciado su discurso dando las gracias a la líder del partido en la región, María José Sáenz de Buruaga, y a «su generosidad» y ha pedido al PP de Cantabria «mirar hacia adelante». Casado ha comparado el partido en la comunidad autónoma con una trainera que debe avanzar, porque ha asegurado que si no solo va «a estar dando vueltas». De Gema Igual, ha señalado que es un ejemplo «de buen municipalismo» y para Ruth Beitia palabras de elogio a su vocación política y a su tesón: «No hay ningún partido que cuente en sus filas con la mejor atleta de todos los tiempos». Y cuando Beitia ha tomado la palabra, sus elogios y confianza en el líderazgo de Casado, que la incluyó en su Ejecutiva tras hacerse con la presidencia del partido, han sido devueltas.

Estaba nerviosa y se notaba. Ruth Beitia se enfrentaba hoy a un acto en el que sus cualidades como deportista no garantizaban el resultado. A la hora de enfrentarse a una sala llena y, en parte, hambrienta de críticas, el esfuerzo, el sacrificio o la capacidad de superación, ayudan pero no resuelven. Tras darle paso la candidata oficial a la alcaldía, Gema Igual, de quien Beitia afirmó que «se nota que somos amigas», comenzó su intervención.

Con su discurso por escrito, Beitia ha reconocido que tuvo «sentimientos encontrados» cuando Pablo Casado le propuso encabezar la candidatura autonómica del Partido Popular en Cantabria.

Orgullo, responsabilidad, vértigo e ilusión, son las sensaciones que ha enumerado la atleta para afrontar este reto para el que ha pedido «remar todos en la misma dirección» para lograr recuperar «la confianza» de los cántabros en mayo y obtener el «gran resultado».

Beitia se ha comprometido a aportar su «experiencia en afrontar retos, dura competencia y poner todo su empeño« para lograrlo, destacando que su compromiso con el partido »es absoluto« y su »tranquilidad también al saber que tendré el apoyo de todos vosotros«, ha indicado entusiasta.

Para conseguir el cambio político que Cantabria «necesita con urgencia», Beitia ha insistido en que «nadie sobra en este equipo; al contrario, todos sumamos«, quizá tendiendo un cable hacia su evidente contrincante, de cara a unas complicadas elecciones autonómicas. Bajo un estrado, al que subió impulsada por Casado, Buruaga mantenía el tipo y Casado sonreía.

Beitia se ha definido como una persona «que no se amilana ante las dificultades, sino todo lo contrario», y ha apuntado a los «grandes paralelismos» que hay entre la vida deportiva y la actividad pública que le pueden ayudar en esta empresa: «la dura competencia, la vocación, el trabajo y la capacidad de sacrificio».

Al líder del PP le ha trasladado su compromiso de apoyo «sin fisuras» para que llegue a ser el presidente del Gobierno de España. También ha tenido palabras para el jefe del ejecutivo cántabro, Miguel Ángel Revilla, al que ha retado a «seguir recorriendo los platós televisivos, a seguir vendiendo humo y seguir vendiéndose a sí mismo« mientras el PP estará »en la calle, pateándonos todos y cada uno de los municipios de nuestra tierra, recogiendo las propuestas de la gente y haciendo con ellos un proyecto de futuro para Cantabria«.

«Estamos hartos de que Cantabria se conozca más por las salidas de tono del presidente que por las políticas pensadas en solucionar los problemas de los ciudadanos», ha criticado.

Y ha afeado al Gobierno actual (PRC-PSOE) que no tiene «un modelo de región» porque «no hay una estrategia, sino una amalgama de intereses que han sumido a la región en una postración incomprensible» mientras el resto de comunidades autónomas han sabido aprovechar la recuperación de la crisis, ha añadido.

Por ello, ha insistido en que Cantabria «merece recuperar la ilusión y la buena gestión de los gobiernos del PP», con un Ejecutivo y una presidenta que «se preocupe de trabajar y de solucionar los problemas de los cántabros».

Ruth Beitia ha señalado que su objetivo es que Cantabria vuelva a la senda del crecimiento, desarrolle más y mejores servicios, dé oportunidades a los jóvenes, apoye a las empresas y autónomos, y garantice unos servicios que ofrezcan «un desarrollo social y armónico».

Terminado su discurso, en el que ha tenido algún pequeño contratiempo con las tarjetas, Beitia ha bajado del escenario tan sonriente como llegó. Se ha fotografiado con cuantos se lo han pedido y la salida de la sala, mientras posaba, no he dejado de repetir «¡Aquí aportamos todos!»

Ver más

 

Fotos

Vídeos