La campaña de alcohol y drogas de la DGT se salda con 122 multas en una semana

Controles. La campaña especial, que se realizó en toda España, se llevó a cabo la primera semana de junio./Antonio 'Sane'
Controles. La campaña especial, que se realizó en toda España, se llevó a cabo la primera semana de junio. / Antonio 'Sane'
Cantabria

La Guardia Civil y ocho cuerpos de la Policía Local de Cantabria realizaron 4.658 controles en todo tipo de carreteras

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

122 personas fueron 'cazadas' en Cantabria conduciendo bajo la influencia de alcohol o drogas en tan solo siete días. Ese es el balance que arroja la última campaña de vigilancia y concienciación sobre el riesgo que supone el consumo de sustancias psicoactivas que ha desarrollado la Dirección General de Tráfico (DGT). La acción, que se llevó a cabo de forma conjunta entre la Guardia Civil y ocho cuerpos de la Policía Local de la región, tuvo lugar entre los pasados días 4 y el 10. Estos controles (4.658) se realizaron de manera indistinta en carreteras convencionales y autovías, tanto por el día como por la noche y a lo largo de toda la semana.

Por apartados, el dato de denuncias por consumo de alcohol fue el más alto con un total de 77, lo que se traduce en que el 1,68% de los 4.568 conductores que fueron controlados durante ese tiempo dio positivo. «El porcentaje está dentro de los niveles normales, en la línea de lo que se suele encontrar en un control que se hace un día cualquiera», apunta José Miguel Tolosa, delegado territorial de la DGT en la comunidad autónoma.

1,68% fue el porcentaje de pruebas de alcoholemia que dieron positivo.

En la comparativa con el resto de España, los cántabros salen peor parados y aparecen como algo menos cumplidores que los vecinos de otras comunidades. En el conjunto del país tendrán que pagar una multa el 1,02% -porcentualmente, casi la mitad que en la región- de las personas que en esos siete días tuvieron que parar para soplar cuando iban al volante. En cifras absolutas fueron 1.774 infractores frente a los 174.689 que fueron controlados.

En el caso de las drogas, se realizaron en toda Cantabria 90 controles y 45 fueron positivos, es decir, el 50%. «Este porcentaje es tan alto porque sólo se hace la prueba cuando se ha producido una infracción, ha habido un accidente o hay sospechas fundadas», detalla Tolosa. También en zonas de ocio o en horarios concretos, sobre todo por las noches. 29 de ellas fueron cannabis, 10 por cocaína y el resto por varias sustancias distintas.

Santander, Torrelavega, Castro Urdiales, Camargo, Astillero, Piélagos, Reinos y Cabezón, los municipios más grandes, fueron los ocho que colaboraron con la campaña especial a través de su Policía Local. Hicieron 655 pruebas de alcohol y 31 fueron positivas (26 por la vía administrativa, cinco por la penal y una negativa a someterse a ella). En el caso de las drogas, se hicieron cuatro en Torrelavega con la mitad de resultados en un sentido y en otro.

La cuantía de la sanción no es única, sino que varía en función de la gravedad del incumplimiento. La tasa máxima de alcohol en aire está fijada en 0,25 mg/l. Si va de esa cifra hasta 0,50 el conductor tiene que hacer frente al pago de 500 euros y perderá cuatro puntos. Se quedará sin seis puntos y 1.000 euros si supera los 0,50 mg/l. Además, hay un baremo especial para los reincidentes y las tasas superiores a 0,60 o negarse a someterse a la prueba se pagan con prisión de entre tres y seis mese, privación del carné o trabajos en beneficio de la comunidad. Mucho más contundente es la norma en lo relativo a drogas, ya que el consumo al volante implica 1.000 euros de multa, seis puntos el mismo castigo penal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos