Cantabria sube de 19 a 21 centímetros la talla mínima de las truchas que pueden pescarse

Cantabria sube de 19 a 21 centímetros la talla mínima de las truchas que pueden pescarse
José Luis Ramos

El Consejo Continental de Pesca aprueba la orden de vedas de 2019 que mantiene en los primeros días de abril el inicio de la temporada de salmón

DM .
DM .Santander

El Consejo Continental de Pesca ha dado el visto bueno a la orden anual de pesca en aguas continentales en 2019 que incluye, entre otras modificaciones, subir la talla mínima de la trucha a 21 cm, en lugar de los 19 cm que venía siendo la norma hasta la fecha, para garantizar la reproducción.

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha presidido hoy la reunión del Consejo Regional de Pesca Continental, según informa el Gobierno en una nota de prensa.

El objetivo del cambio en la talla mínima de la trucha es favorecer que la especie pueda reproducirse al menos una vez antes de ser capturada, y se basa en los datos recogidos en el seguimiento de las poblaciones de salmónidos que vienen realizándose desde el año 2009.

En la reunión del Consejo, que ha tenido lugar en la sede de la Consejería, se han estudiado, además, los controles de la población de cormorán grande y el seguimiento de las poblaciones de peces continentales en Cantabria.

La que popularmente se conoce como 'orden de vedas' fija como periodos hábiles de pesca de este año los mismos que en 2018. Se mantiene la apertura de la temporada del salmón a primeros de abril en todos los ríos salmoneros, excepto en el río Deva que se abrirá el 14. La temporada salmonera se cerrará el día que se alcance el número máximo de capturas autorizadas en cada río o, en su caso, el cupo ampliado, y de no agotarse, el 30 de junio.

Para el resto de especies la fecha de apertura también se mantiene y, finalmente, los periodos autorizados para la pesca del cangrejo señal serán de julio a 31 de octubre, salvo en el embalse del Ebro que se adelanta al 1 de junio.

Otras modificaciones incluidas en la orden, además del aumento de la talla de las truchas, es el uso únicamente de una caña, sin admitir ninguna excepción.

Para la pesca del salmón en la modalidad de captura y suelta, se ha acordado el uso como señuelo de la mosca artificial y no la mosca seca como en la temporada anterior.

Para evitar la proliferación de la almeja de río asiática, en la pesca del cangrejo señal se prohíbe la utilización de reteles que hayan sido usados con anterioridad fuera del territorio de la comunidad autónoma. Y para evitar la contaminación entre cuencas, se prohíbe en la cuenca del Camesa la utilización de reteles que hayan sido usados con anterioridad en la cuenca del Ebro.

En los diferentes anexos de la orden, que se publicará antes de que termine el año, se incluye la reglamentación específica de cada cuenca y los cotos salmoneros y trucheros con normativa específica.

Para una mejor interpretación de la normativa e información de los pescadores, durante 2019 al igual que en campañas anteriores, la Consejería editará los librillos con la normativa de pesca de la temporada.

Sobre este asunto del orden del día, Jesús Oria ha recordado que desde el 1 de octubre de 2015 se ha retomado el programa de control de la depredación de salmónidos ejercida por el cormorán grande en los ríos de Cantabria, mediante el control de ejemplares de esta especie.

Durante la invernada de 2018-2019, se prevé continuar con el programa de control como medida complementaria a las repoblaciones efectuadas y como medida de protección en zonas sensibles.

El consejero ha anunciado que en breve esperan poder contar con los resultados del programa de seguimiento anual de las poblaciones de peces continentales de la región que se inició en 2009.

El Consejo Regional de Pesca Continental es un órgano consultivo y asesor vinculado a la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos