Un coche circula por dirección contraria en la A-67 a la altura de Los Corrales

Un coche circula por dirección contraria en la A-67 a la altura de Los Corrales

El 112 recibió una docena de llamadas de alerta pero la Guardia Civil ya no encontró el vehículo

DM .
DM .Santander

Poco antes de las doce del mediodía el Servicio de Emergencias del 112 ha recibido una docena de llamadas de conductores que alertaban de la presencia de un turismo circulando en dirección contraria en la Autovía de La Meseta, la A-67, a la altura de Los Corrales.

Fuentes de la Guardia Civil han explicado que el conductor no ha sido localizado y que no ha provocado ningún accidente más allá del susto entre los conductores que sí circulaban correctamente. El único dato de que disponen es de que se trataba de un Citroen Picasso ya que cuando las patrullas se desplazaron hasta la autovía, ya no dieron con el conductor 'kamikaze', así que no hay datos claros sobre el punto en el que pudo entrar en la A-67 o el de salida.

El 112 ha explicado que a las 11.50 horas se empezaron a recibir llamadas, hasta un total de doce, de otros conductores alertando del coche circulando en sentido contrario.

La hipótesis más probable es que se trató de un error del conductor.

El pasado 17 de julio se produjo otro caso de un coche en dirección contraria por una autovía. Un conductor de 63 años, que dio positivo por drogas y tenía el carné retirado por agotar los puntos, circuló en dirección contraria por la Autovía del Cantábrico (A-8) hasta que chocó con otro vehículo a la altura de Castro Urdiales. Los hechos ocurrieron en torno a las dos de la mañana. Un episodio más en una larga y funesta lista de 'kamikazes' que han provocado ya varias muertes en Cantabria.

Durante el verano, en julio y agosto, las carreteras cántabra se cobraron tres víctimas mortales, esto es, una menos que en el mismo periodo del año anterior, convirtiendo así a la región en una de las ocho comunidades autónomas que consiguieron rebajar sus índices de siniestralidad durante el estío, una época más propensa a engordar las cifras que a adelgazarlas dado el volumen de desplazamientos que se producen. Un dato que contrasta con el del primer semestres del año, en el que el número de fallecidos en las carreteras se duplicó con respecto al año anterior, y sumó doce muertos. Dos de ellos fueron Ana Capellán y David Duque, las jóvenes víctimas del 'kamikaze' de Caviedes, cuyo caso está todavía pendiente de juicio. Hace menos de dos años, otro 'kamikaze', esta vez en Barreda, segó la vida de Marcos Sarmiento Villegas, un joven de 34 años, vecino de Tanos (Torrelavega), que circulaba de forma correcta en sentido Santander cuando tuvo la desgracia de encontrarse de frente con un conductor que iba en dirección contraria y al que no pudo esquivar. Poco después se supo que conducía con una tasa de 1,93 gramos de alcohol por litro de sangre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos