Colau responde a Revilla y dice que «Barcelona no puede renunciar a su patrimonio»

Colau responde a Revilla y dice que «Barcelona no puede renunciar a su patrimonio»
DM .
Cantabria

La escultura ha sido trasladada Museo de Historia de la ciudad para «desproveerla de la función de ejemplaridad que pretende cualquier monumento en un espacio público»

DM .
DM .Santander

El intercambioepistolar entre Cantabria y Barcelona continúa. Primero con la alcaldesa de Comillas, Teresa Noceda, después con el propio presidente regional, Miguel Ángel Revilla, y la determinación de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no se mueve ni un ápice. Ahora, tras la misiva de Revilla pidiendo que enviara a Cantabria la estatuta del Marqués de Comillas retirada de la plaza que lleva su nombre, la regidora catalana responde que «Barcelona no puede renunciar a la proximidad que supone disponer de este patrimonio».

En una carta, fechada este martes, día 13, y que comienza con una agradecimiento a Revilla por su interés en la estatua del Marqués de Comillas, Colau recuerda que la escultura ha sido trasladada al Centro de Colecciones del Museo de Historia de la ciudad «con el objetivo de desproveerla de la función de ejemplaridad que pretende cualquier monumento en un espacio público».

Colau repite los argumentos que ya expresó a la alcaldesa de Comillas e insiste en que, «como elemento» que forma parte del patrimonio de Barcelona, la escultura debe contribuir «al conocimiento y la divulgación» del pasado histórico de la ciudad.

«Barcelona no puede renunciar a la proximidad que supone disponer de ese patrimonio y destinarlo a nuevos usos que permitirán acercarnos de manera contextualizada, con rigor histórico y de forma pedagógica a lo que significó la vida y obra de Antonio López y la época en que vivió», continúa la alcaldesa en su misiva, a la que ha tenido acceso Efe.

El presidente de Cantabria remitió la semana pasada una carta a Ada Colau en la que la proponía propone trasladar la estatua del Marqués de Comillas que fue retirada el pasado 4 de marzo a su localidad natal, la villa de Comillas, pero que siguiera siendo propiedad de la Ciudad Condal.

En su respuesta, la alcaldesa de Barcelona dice a Revilla que está segura de que entenderá que no se puede ceder la estatua, «obra del escultor Frederic Marés, aún en el supuesto de que su propiedad continuara siendo del Ayuntamiento de Barcelona como amablemente proponías en su carta».

Colau cierra esta carta reiterando su agradecimiento a Revilla por su interés en el patrimonio de Barcelona y trasladándole un cordial saludo.

Barcelona retiró la estatua erigida en 1884 en memoria de Antonio López atendiendo la reivindicación de distintas entidades y movimientos sociales, que pedían la retirada del monumento de un hombre de negocios que «a principios del siglo XIX se enriqueció con el tráfico ilegal de personas desde las costas africanas hacia Cuba».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos