La Consejería de Educación y los sindicatos retoman el diálogo con la vista puesta en septiembre

La Consejería de Educación y los sindicatos retoman el diálogo con la vista puesta en septiembre
Javier Cotera

No se ha abordado el asunto del calendario escolar porque ya está cerrado para el próximo curso

DM .
DM .Santander

La consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, se ha reunido este miércoles, dos días después de tomar posesión de su cargo, con los sindicatos de la Junta de Personal Docente (Stec, Anpe, TU, CCOO, UGT y CSIF) para retomar el diálogo con el objetivo de preparar el inicio del próximo curso.

En esta reunión, la primera que Lombó mantiene con representantes de la comunidad educativa desde que se hizo cargo este lunes de las responsabilidades de Educación, los sindicatos han puesto encima de la mesa asuntos como el cupo de docentes por centro o el reparto de vacantes de cara a septiembre, en los que está previsto que ambas partes profundicen en un nuevo encuentro que mantendrán la próxima semana.

La nueva consejera ha mostrado su satisfacción a la salida de esta reunión por su resultado «más positivo» del esperado y, en un encuentro con periodistas, ha señalado como «prioritario» retomar el diálogo con los docentes a los que ha valorado como una «pieza fundamental» del sistema educativo de cara a iniciar el próximo curso con «normalidad», al igual que las familias con las que tiene previsto reunirse el martes 16 de julio.

«A esta consejería venimos con el ánimo de trabajar muchísimo y de que haya mucho diálogo», ha subrayado Marina Lombó, quien ha recordado que el objetivo del Gobierno de Cantabria, expresado por su presidente, Miguel Ángel Revilla, y asumido por ella, es que la educación «sea el valor más importante y prioritario».

Ha asegurado que se va a «preocupar muy mucho de que los docentes tengan el valor que tienen en este proyecto educativo», al tiempo que ha valorado que los sindicatos han sido «muy receptivos» en esta primera toma de contacto, en la que, según ha señalado, no se ha abordado el asunto del calendario escolar que ya está cerrado para el próximo curso, lo que han confirmado los sindicatos.

La consejera ha recordado, además, que la recuperación de los niveles salariales anteriores a la crisis económica depende de una modificación legislativa que se tiene que aprobar por el Parlamento nacional, una demanda que ha reconocido que los sindicatos han expuesto «como es su obligación», aunque también considera que son «responsables para saber que una cosa es la reivindicación o otra lo qué se puede hacer».

«Saben que esta consejera ahora mismo, lo que puede hacer, es trabajar para mejorar la educación, las reivindicaciones salariales corresponden a una modificación de ley que tiene que hacer el Parlamento», ha puntualizado.

Por su parte, José Ramón Merino (Stec) ha explicado que los seis sindicatos de la Junta de Personal Docente han dado la bienvenida a la nueva consejera y han confiado en que su gestión al frente de la educación cántabra sea «positiva y fructífera».

Los sindicatos han valorado «positivamente» que esta primera reunión de la consejera haya sido con la Junta de Personal Docente, de lo que estas organizaciones deducen «la importancia» que la nueva titular de Educación da a sus reivindicaciones.

En la reunión, según ha añadido Merino, los sindicatos han hecho hincapié en el proceso de adjudicación de plazas que todavía están pendientes para el año que viene, aunque han señalado como asuntos fundamentales la «revalorización» de la figura del docente, tanto en sus condiciones laborales como económicas, así como la «potenciación» de la enseñanza pública.

En este sentido, Merino ha reclamado el desarrollo del pacto por la educación alcanzado en mayo de 2015 en esta legislatura, empezando por la financiación, al tiempo que ha confirmado que no se ha abordado el asunto del calendario escolar, que ya esta aprobado para el próximo curso y que los sindicatos no consideran prioritario en estos momentos.

Javier Cotera