Las viviendas que sustituirán a las 102 casas de La Arena con sentencia de derribo podrían comenzar en el segundo semestre 2020

Urbanización de la playa de La Arena, condenada al derribo./Javier Cotera
Urbanización de la playa de La Arena, condenada al derribo. / Javier Cotera

Gochicoa no cree que el Plan General de Escalante, Piélagos y Argoños esté este año como reclaman los afectados por los derribos con los que se ha reunido hoy

DM .
DM .Santander

El segundo semestre del año 2020 podría ser testigo ya del inicio de la construcción de las futuras viviendas de sustitución para los propietarios de las 102 casas de la urbanización La Arena, en Arnuero, condenada al derribo. En año y medio estarían concluídas. Así lo ha manifestado hoy el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, tras una reunión con la Asociación de Maltratados por la Administración (AMA). Un encuentro en que, sin embargo, ha admitido que no ve «factible» que los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU) de Escalante, Piélagos y Argoños puedan estar aprobados este año, como pide los afectados por las sentencias de derribo. No obstante, AMA ha valorado positivamente el proyecto de construcción de las viviendas de La Arena - en el que el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento invertirán «no menos» de 10 millones de euros- porque puede «marcar el camino» a seguir en otros municipios.

En la reunión han estado presentes el presidente de AMA, Antonio Vilela, y otros representantes del colectivo que han pedido a Gochicoa «acelerar más» los PGOU de Argoños, Piélagos y Escalante, y que se haga «un último esfuerzo» para que estén aprobados antes de que acabe el año. Pero el consejero les ha recordado que los planeamientos urbanísticos dependen en primera instancia de las administraciones locales y que los plazos de tramitación se «dilatan» y «alargan bastante en el tiempo», toda vez que deben cumplir distintos informes sectoriales y someterse también a información pública.

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, esta mañana con representantes de AMA y con el equipo redactor del proyecto de las viviendas de Arnuero.
El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, esta mañana con representantes de AMA y con el equipo redactor del proyecto de las viviendas de Arnuero.

«Ya nos gustaría que pudieran estar aprobados este año», ha expresado Gochicoa, que no lo ve «factible», pues si bien se ha dado un «impulso» a los tres citados PGOU no se puede «atajar» su aprobación «sin cumplir» la ley, ya que esto último implicaría volver a la situación de partida.

Por lo que se refiere a su departamento, ha asegurado que han analizado ya la documentación relacionada existente para «acelerar lo máximo posible» la tramitación de estos planeamientos urbanísticos municipales, y a partir de ahí barajar las opciones de viviendas de sustitución o indemnizaciones.

La Arena

En cuanto a Arnuero, sobre las nuevas casas ofertadas a los propietarios de La Arena, el consejero ha presentado representantes de los afectados un prediseño del anteproyecto de construcción, que costearán a medias Gobierno y Ayuntamiento, y que conllevará una inversión de «no menos» de 10 millones de euros. La administración local podría sufragar a la regional parte de la cuantía adelantada por ésta en un plazo de 25 años.

Se han proyectado distintos tipos de construcciones, para aproximarse así a la situación de cada afectado. Así, a partir de ahora, y en un plazo aproximado de dos meses, deberán decidir si optan por esta solución o se decantan por la indemnización derivada de la demolición de su vivienda, que se calcularía en función del valor actual en el mercado, próximo a 1.700 euros el metro cuadrado útil.

Así, una vez se sepa cuántos de los 102 vecinos solicitarán vivienda de sustitución -a priori se calcula que en torno a 70 u 80- se elaborará el proyecto definitivo, de modo que las obras empezarían en el segundo semestre de 2020 y se ejecutarían en un año y medio. Es decir, que terminaría a finales de 2021 o principios de 2022.

El presidente de AMA ha valorado positivamente el encuentro, porque «es de las pocas veces que vemos algo real», que se puede «hacer». Esto es, «hechos» y no solo «palabras».

Por eso, Vilela ha vuelto a pedir «máxima colaboración» entre las administraciones implicadas en solucionar el problema de La Arena, para lograr el «mejor» proyecto y «más positivo» para todos, especialmente si se tiene en cuenta que puede «marcar el camino» a seguir en otros ayuntamientos.

A la reunión también ha asistido José Manuel Oláiz, portavoz de los vecinos de esta urbanización, quien ha apuntado que cada propietario debe valorar si escoge una vivienda de sustitución o la indemnización, en función de sus circunstancias particulares.