Denunciados dos furtivos, vecinos de Santander, tras ser sorprendidos pescando cachón y lenguado en Elechas

Parte del material y del pescado que llevaban los furttivos cuando fueron sorprendidos./DM .
Parte del material y del pescado que llevaban los furttivos cuando fueron sorprendidos. / DM .

Se enfrentan a una sanción de hasta 6.000 euros

DM .
DM .Santander

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio Marítimo Provincial de Cantabria, han denunciado a dos hombres, vecinos de Santander, por pescar sin la preceptiva licencia y en horario nocturno y tras ser sorprendidos capturando cachones y lenguados atrapados en las pozas formados en la zona de Elechas.

Por estos hechos se confeccionan informes-denuncias dirigidos a la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, al considerar que han infringido una infracción grave que puede llevar aparejada una sanción de hasta 6.000 euros.

Los componentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil establecieron la noche del 7 al 8 de marzo un dispositivo de vigilancia en la zona de Elechas, al tener constancia de la presencia de pescadores furtivos, que aprovechando la época de desove del cachón, capturaban ejemplares atrapados en las pozas formadas en bajamar.

En este dispositivo observaron la presencia de dos hombres, los cuales provistos de vadeadores, francaos y potentes linternas, arrastraban cada uno a flote sendos bidones donde podían ir introduciendo lo capturado.

En una vigilancia discreta pudieron verificar que se encontraban pescando, siendo seguidos hasta el lugar donde tenían su vehículo donde fueron interceptados e identificados, si bien en ese momento no portaban con ellos ni las capturas ni utensilios para la pesca.

Realizada una búsqueda por los agentes por una zona de arbolado que habían atravesado estas personas, localizaron escondidas dos mochilas que contenían los vadeadores, linternas, así como más de 10 kilos de cachones y 6 lenguados. Igualmente encontraron en el mismo lugar los dos bidones utilizados durante la pesca.

Tras este hallazgo, se informó a los citados hombres que se procedía a poner los hechos en conocimiento de la mencionada Consejería, al tiempo que se les intervino los efectos utilizados para la pesca, siendo entregadas las capturas en el centro benéfico Casa «Hogar Belén» dirigida por Cáritas Diocesana de Santander.