La FAPA rechaza la propuesta de Educación para las jornadas reducidas de junio y septiembre

Dos niñas de Primaria, durante una clase./DM .
Dos niñas de Primaria, durante una clase. / DM .
Cantabria

La solución que plantea Mañanes mantiene un horario reducido y que las horas restantes las complete cada centro con actividades programadas por las asociaciones de padres a través de subvenciones

Susana Echevarría
SUSANA ECHEVARRÍASantander

La Federación de Asociaciones de Padres (FAPA) ha rechazado la solución que el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, les ha propuesto para eliminar la jornada reducida de junio y septiembre. Este viernes se ha celebrado la reunión de la mesa de las familias, a petición de la propia FAPA, y en ella el consejero les ha trasladado a los padres las distintas propuestas de calendario escolar para el próximo curso, así como la alternativa que plantea Educación para que los alumnos de Infantil y Primaria de Cantabria salgan a las 14.00 horas durante los meses de junio y septiembre.

La Consejería propone que el horario se extienda hasta las dos de la tarde, como el resto del año, pero pretende que en junio y septiembre sean los propios centros los que realicen y programen las actividades para los niños desde las 12.00 (momento en el que acabarían las clases) hasta las 14.00 horas.

Según la FAPA, para conseguir esto el Gobierno ofrecerá subvenciones de las que se podrán beneficiar las asociaciones de padres de los centros para realizar actividades para los niños en esas horas. Además podrán pedir colaboración a la Federación de Municipios.

La idea de complementar esas casi dos horas de diferencia con actividades extraescolares ya fue planteada desde el Consejo Escolar, que promovía actividades extracurriculares de manera gratuita, la continuidad del servicio de comedor y del transporte escolar, pero Mañanes ya contestó que no había presupuesto para ello. El consejero propuso acudir a otras fórmulas, que son las que hoy ha definido (mantener el horario reducido y que las horas restantes las complete cada centro con actividades programadas por las asociaciones de padres a través de subvenciones). La FAPA, que representa a las asociaciones de padres de la enseñanza pública, ha rechazado esa propuesta, «que ni siquiera se puede calificar como tal». «Pretender solucionar esta cuestión apelando a la buena voluntad de los equipos directivos -la cual no ponemos en duda- o pasando el problema a las familias o a otra administración no deja de ser un mal chiste que ni siquiera puede ser valorado», señalan desde la FAPA en un comunicado.

La Federación exige al consejero que «se cumpla el compromiso que el Gobierno de Cantabria adquirió hace ya dos años de prolongar el horario de junio y septiembre hasta las dos de la tarde, eliminando de una vez por todas una medida heredada del pleistoceno y que, a día de hoy, no tiene ningún sentido pedagógico y solo sirve para seguir dificultando la conciliación familiar».

Además, los padres advierten de que en el caso de que finalmente se apruebe el calendario escolar sin solucionar esta cuestión se movilizarán. «No podemos consentir que se siga tomando el pelo a las familias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos