El hombre detenido por el tiroteo de La Albericia protagoniza un violento altercado en El Dueso

Imagen de archivo de la cárcel de El Dueso, en Santoña /Celedonio Martínez
Imagen de archivo de la cárcel de El Dueso, en Santoña / Celedonio Martínez

Un funcionario ha resultado herido cuando entró en su celda con escudos para evitar lo que parecía un intento de suicidio | Los trabajadores necesitaron escudos para defenderse del interno, que rompió el palo de una escoba y lo usó como puñal

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

El hombre detenido por la Policía Nacional en la madrugada del pasado 12 de marzo como responsable de un tiroteo en La Albericia en el que un agente fue alcanzado por una bala protagonizó anoche un violento altercado en la cárcel de El Dueso, donde fue enviado por el Juzgado de Instrucción número 3 de Santander. El interno, J.G.M. agredió a uno de los funcionarios del centro penitenciario que intervinieron al comprobar que había hecho jirones una manta y amenazaba con suicidarse.

Según ha confirmado a este periódico el sindicato Acaip, los hechos ocurrieron alrededor de las 04.00 horas en una cancela del módulo de aislamiento, donde este hombre había sido trasladado después la enfermería -él mismo también resultó herido en el tiroteo- tras acumular varios partes disciplinarios en menos de dos semanas, el tiempo que lleva en la prisión de Santoña. Estos expedientes tienen que ver con comportamientos como faltas continuas de respeto, amenazas e insultos a funcionarios y compañeros, inadaptación a las reglas internas y tenencia de sustancias prohibidas.

El episodio comenzó cuando el preso exigió al personal que le proveyeran de medicamentos. Ya había recibido el tratamiento a las 21.30 horas y la próxima toma no la tenía hasta esta mañana, por lo que los vigilantes se negaron. En ese momento, J.G.M. comenzó a insultarlos y amenazarlos de muerte. La escalada violenta siguió y cogió la manta, la hizo jirones y aseguró que se iba a colgar.

Cuando los funcionarios trataron de penetrar en la celda, comprobaron que la puerta estaba trancada: había introducido en la cerradura plásticos, lo que dificultó el acceso. Finalmente, los trabajadores lograron entrar, pero necesitaron escudos para defenderse porque el hombre había roto el palo de una escoba para usarlo como puñal y estaba lanzando objetos. Uno de los funcionarios fue alcanzado por una silla y resultó herido, como atestigua el parte médico.

Movilizaciones

Este suceso ocurre tan solo unas horas después de que los trabajadores de El Dueso se concentraran el miércoles frente a la prisión para protestar contra el incremento de las agresiones por parte de los reclusos. Según denuncian Acaip y UGT, se están incrementando «de forma alarmante tanto en número como en gravedad» y la administración sigue sin tomar medidas. A este respecto piden que se cubran las 3.400 vacantes que hay en toda España, lo que también contribuiría a reducir la elevada edad media del personal.

Los funcionarios de El Dueso se manifestaron este miércoles frente al centro penitenciario
Los funcionarios de El Dueso se manifestaron este miércoles frente al centro penitenciario / DM

También piden endurecer las sanciones contra los internos que lleven a cabo este tipo de prácticas y que los funcionarios sean considerados como autoridad, como ya lo son los médicos. De esta forma, tampoco quedarían impunes las agresiones verbales.