Intervienen casi 1.000 plantas de marihuana en dos plantaciones en Pesaguero y Ajo

Intervienen casi 1.000 plantas de marihuana en dos plantaciones en Pesaguero y Ajo

La mayor plantación se situaba en la localidad lebaniega, con casi 800 plantas y una inversión de más de 20.000 euros

DM .
DM .Santander

La Guardia Civil de Cantabria ha desmantelado el pasado martes dos plantaciones de marihuana interiores, las denominadas 'indoor', ubicadas en Pesaguero y Ajo, en las que se han intervenido cerca de 1.000 plantas. Como consecuencia de estas actuaciones se han practicado dos detenciones por presuntos delitos contra la salud pública por cultivo de drogas y defraudación de fluido eléctrico, según ha informado el instituto armado.

La mayor plantación fue la desmantelada en la localidad de Vendejo, en el municipio de Pesaguero, con cerca de 800 plantas de marihuana, distribuidas en tres estancias de una casa alquilada.

La plantación contaba con un «complejo entramado eléctrico» con unas 40 bombillas de 600 watios y sus respectivos transformadores, sistemas de ventilación, estufas... calculándose que la inversión practicada en la plantación supera los 20.000 euros.

La Guardia Civil de Potes comenzó en octubre de este año una investigación al sospechar la existencia de una plantación de marihuana en una casa del pueblo de Vendejo, consiguiendo detectar en una de ellas indicios que apuntaban la existencia del cultivo en su interior.

Posteriormente, los agentes pudieron saber que la casa se encontraba alquilada, así como la identidad del inquilino actual. Al mismo tiempo, averiguaron la existencia de defraudación de fluido eléctrico en la misma, al existir una derivación de corriente sin pasar por el contador.

Con toda esta información, el pasado martes efectivos de la Benemérita practicaron un registro a la casa en la que localizaron la plantación, procediendo a la detención de un hombre de 26 años como presunto autor del cultivo y la defraudación del fluido.

En otra intervención en la localidad de Ajo, agentes de la Guardia Civil de Santoña comenzaron hace más de un mes una investigación sobre un chalet en el que, gracias a la colaboración ciudadana, pudieron saber que existía un cultivo de marihuana.

De las indagaciones realizadas se averiguó que en el chalet residía una mujer en régimen de alquiler y que del mismo salían olores compatibles con marihuana. Igualmente los agentes acreditaron la existencia de defraudación de fluido eléctrico.

Con esta información, se intervino igualmente el pasado martes, localizando en el ático del chalet una plantación de marihuana que superaba las 160 plantas, procediendo seguidamente a la detención de la mujer de 45 años como presunta autora de los hechos.

 

Fotos

Vídeos