Los mariscadores critican al Gobierno por contratar a Tragsa para la siembra de almejas

Imagen de archivo de mariscadores en la bahía de Santander./Celedonio Martínez
Imagen de archivo de mariscadores en la bahía de Santander. / Celedonio Martínez

La Consejería responde que la empresa lleva desde 2016 haciendo trabajos de regeneración de las zonas de marisqueo y que «siempre ha contratado a los mariscadores»

DM .
DM .Santander

Los mariscadores no aguantan más la situación de crisis que sufre su sector en Cantabria y este jueves se han manifestado frente al Gobierno Regional. Acusan a la consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, que dirige Jesús Oria, «de recortes, impagos y una mala gestión» que les está dejando «sin marisco y sin dinero». Incluso afirman que el Gobierno ha contratado «ahora» a la empresa Tragsa para la siembra de almejas, «cuando ese era un trabajo que siempre realizaban los propios mariscadores». Por su parte, la Dirección General de Pesca se defiende y asegura que los mariscadores sólo quieren que «se les paguen unas ayudas sociales por lo que consideran que están perdiendo por no poder recolectar almeja». «Pero -añade la directora general de Pesca- la Consejería no puede dar esas ayudas, dado que no existen, y que a pesar de que desde el Gobierno se les propone que pesquen ostras, erizos, percebes u otros moluscos, «ellos solo quieren esas ayudas».

Durante estos primeros meses del año, el sector del marisqueo ha mostrado su disconformidad con las decisiones tomadas por el Gobierno cántabro, que entre finales de abril y principios de mayo prohibió faenar en las zonas de la bahía de Santander destinadas a la repoblación de la almeja, una veda que se sumó a la prohibición de pescar en la mayor parte de los estuarios habituales debido a una 'marea roja'.

Ahora los mariscadores denuncian que se ha contratado a la empresa Tragsa para llevar a cabo las labores de siembra, mantenimiento y regeneración de los páramos de almejas de Santander y Santoña, trabajos que hasta hace unos meses desarrollaban ellos. El portavoz de los mariscadores y representante de la cooperativa La Campanuca, José Luis Álvarez, ha indicado que a ellos el Ejecutivo regional «no nos ha pagado por los trabajos del segundo semestre de 2017 porque supuestamente ha habido un recorte» y sin embargo «ahora contratan a Tragsa para hacer lo mismo».

«Ellos lo que quieren es que se les pague también el tiempo que no se estén haciendo esos trabajos porque dicen que bajan a los páramos a ver cómo están las almejas» Marta López | directora general del Pesca del Gobierno de Cantabria

Además, ha explicado que, desde que el pasado diciembre se les informó de que tenían que dejar de hacer las labores de regeneración en las zonas de marisqueo y, hasta ayer que empezó a trabajar Tragsa en ellos, «no se ha hecho nada» en seis meses y están «destrozados».

Por ello, la concentración que han llevado a cabo a puertas de la sede del Ejecutivo en la calle Peñaherbosa de Santander ha estado encabezada por una pancarta con el lema «La mala gestión del consejero nos deja sin marisco ni dinero».

Según Álvarez, se trata de un conflicto abierto con el Gobierno desde hace meses y, aunque han intentado buscar soluciones en varias reuniones con el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, e incluso con el presidente, Miguel Ángel Revilla, «no han solucionado nada» y basan sus explicaciones en que «ha habido un recorte» del que, además, «echan la culpa» al titular de Economía, Juan José Sota.

«Lejos de querer parar el conflicto lo que han hecho es meter a Tragsa para que está contrate a gente del paro y hagan nuestro trabajo», ha lamentado el representante de los mariscadores, que ha advertido que, mientras el Gobierno no les pague los seis meses que les adeuda y se arregle la situación de los páramos que son su sustento, «haremos todas las movilizaciones que podamos hasta las elecciones».

«Se han intentado buscar soluciones, en reuniones con Oria e incluso con Revilla, pero no han solucionado nada. Basan sus explicaciones en que ha habido un recorte y le echan la culpa al titular de Economía» José Luis Álvarez | portavoz de los mariscadores y representante de la cooperativa La Campanuca

Todas estas denuncias van dirigidas a una Consejería que rebate cada acusación con contundencia. Acusa a los mariscadores de no querer trabajar, de sólo de buscar ayudas sociales e incluso de mentir. La directora general del Pesca del Gobierno de Cantabria, Marta López, ha asegurado que «la empresa Tragsa ya trabaja desde 2016 en los planes de regeneración de las zonas de marisqueo de la almeja impulsados por el Gobierno de Cantabria y que siempre ha contratado a los mariscadores. Por eso califica como falso lo que dicen los mariscadores de que el Gobierno ha contratado a una empresa ahora para desarrollar un trabajo que antes hacían ellos. Además, la directora general de Pesca cree que la concentración que han hecho los mariscadores este jueves frente al Gobierno es una «medida de presión» porque quieren que «se les paguen unas ayudas sociales por lo que consideran que están perdiendo por no poder recolectar almeja».

Ha explicado que son unas ayudas que «la Consejería no puede dar», dado que no existen, y a pesar de que desde el Gobierno se les propone que pesquen ostras, erizos, percebes u otros moluscos, «ellos solo quieren esas ayudas».

«No pueden pescar almeja por la contaminación (marea roja) y el Gobierno destina 100.000 euros a su regeneración, algo que no se había hecho antes con el PP y que es sólo para beneficio de ellos que son los únicos que pueden recolectarla, pero con eso no les vale», ha señalado López.

«Aunque los mariscadores reclaman ayudas, recursos no les deben faltar porque no quieren dedicarse a ningún otro» Marta López | directora general del Pesca del Gobierno de Cantabria

En cuanto a la contratación de Tragsa la directora de Pesca ha señalado que Tragsa ha venido contratando a los mariscadores para esas tareas de siembra y mantenimiento de los páramos, porque «ellos tienen mano de obra profesional, conocen el medio y el producto y nadie lo va a hacer mejor que ellos», pero esta vez, el plazo para las nuevas contrataciones que va a hacer Tragsa para desarrollar nuevos trabajos se abrió en mayo y «ningún mariscador se ha apuntado».

«Ellos lo que quieren es que se les pague también el tiempo que no se estén haciendo esos trabajos porque dicen que, fuera del tiempo de contrato, también bajan a los páramos a ver cómo están las almejas», ha manifestado la directora general de Pesca.

Pensó que los mariscadores lo hacían de forma «altruista»

López ha señalado que siempre pensó que los mariscadores hacían eso de forma «altruista» para velar por un recurso que es exclusivo para ellos y, por ello, ha indicado que siente «pena» por el conflicto que están generando, además con «mentiras».

«Ellos saben perfectamente que no se les adeuda ningún dinero y que quieren unas ayudas que la Consejería no puede darles», ha insistido la directora general de Pesca, que ha señalado que tanto ella como el consejero, Jesús Oria, han mantenido varias reuniones con los mariscadores, la última el pasado viernes, y «no han atendido a nuestras propuestas».

Propuestas que, ha indicado, pasan porque, mientras no puedan recolectar almeja, trabajen otros moluscos como las ostras, los muergos (navajas), los erizos o los percebes pero, «aunque reclaman ayudas, recursos no les deben faltar porque no quieren dedicarse a ningún otro», señala la directora general de Pesca.

 

Fotos

Vídeos